Homofobias

El partido

Homofobias. Apenas el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud suprimió de su lista de enfermedades mentales a los denominados “comportamientos homosexuales”.

El considerar a la homosexualidad como una forma de trastorno psicológico permitió durante decenios violentar los derechos fundamentales de esta importante comunidad.

Recordar esta fecha es clave para visibilizar la discriminación cotidiana que sufren homosexuales, transexuales, personas transgenéricas o bisexuales.

La homofobia representa una exclusión social por orientación sexual derivada de una concepción sobre el Estado Terapéutico en la que prevalece una visión punitiva y penal que produce prácticas como el regeneracionismo, las experimentaciones sobre la eugenesia o la higiene social, así como la creación de centros de reclusión para “pervertidos” dando vida a una moral colectiva conservadora, excluyente y discriminatoria.

La homofobia persiste incluso en los sistemas democráticos donde el declive de las sociedades homogéneas ha permitido el surgimiento de nuevos grupos y movimientos que reclaman su identidad y sus derechos.

La homofobia describe rechazo, odio, prejuicio, miedo, repudio, discriminación y estigmas contra mujeres y hombres que se reconocen a sí mismos como homosexuales.

También incluye a los demás individuos que integran la diversidad sexual y a quienes mantienen actitudes o hábitos comúnmente asociados al otro sexo.

Homofobias

La palabra deriva del griego fobia, que significa “pánico”, proyectando un obsesivo sentimiento de repugnancia hacia la homosexualidad.

La sociedad democrática produce esquemas de garantías para la diferencia, pero el camino seguido para reconocer a la inclusión como el fundamento de la ciudadanía ha sido largo y aún queda mucho por hacer.

La intolerancia homofóbica no solo limita los derechos de libertad sino que también, y lo que es más grave, nulifica las reglas de la convivencia democrática.

Los homofóbicos no respetan los derechos de las personas homosexuales negándoles la integridad personal, la educación, el trabajo, la privacidad, el desarrollo de su sexualidad y el derecho a expresar su amor y a formar una familia.

Debemos pensar en políticas de “acción afirmativa” o “acción positiva” como formas de trato preferencial que se otorga a individuos pertenecientes a determinados grupos sociales para lograr que tengan acceso y obtengan facilidades de inclusión evitando que se mantengan marginados.

Su objetivo es lograr que los integrantes de grupos que han sido víctimas de discriminación tengan representación equitativa en la distribución de las oportunidades sociales.

Las acciones positivas son herramientas de política pública que se han diseñado reconociendo explícitamente que la mera prohibición de la discriminación no es suficiente para eliminar las desventajas que sufren los integrantes de la diversidad sexual.

La discriminación es un fenómeno esencialmente antidemocrático porque vulnera los principios de solidaridad, equidad y plena inclusión social.

En este caso, la discriminación produce nuevas exclusiones y fortalece las viejas barreras sociales vulnerando los derechos de ciudadanía.

Reacción intolerante

La homofobia es una reacción negativa e intolerante que se manifiesta a través de violencias reales o simbólicas.

Es cultural e institucionalizada y a ella concurren el sexismo, el heterosexismo, las terapias de medicación de la sexualidad, además de la religión.

Una forma de homofobia es el segregacionismo, que acepta la diversidad sexual pero a condición de que esté circunscrita a la vida privada.

Los crímenes por homofobia son muy frecuentes y la gran mayoría de ellos permanece en la impunidad.

Actualmente, decenas de países como Rusia, Irán, Argelia, Arabia Saudita o Turquía criminalizan la homosexualidad con duras penas de prisión, latigazos, cadena perpetua o pena de muerte.

Para hacer realidad los derechos humanos se precisan no solamente cambios a las leyes, sino también nuevas políticas y prácticas institucionales orientadas a rechazar cualquier forma de moral colectiva como la que actualmente se impulsa desde el poder y hace prevalecer las homofobias.

Salir de la versión móvil