Caficultores en Chiapas alzan la voz por condiciones injustas de Nestlé

 

 

Caficultores de Chiapas acusan que las malas prácticas de la empresa transnacional Nestlé, sumado a una prolongada sequía, han acrecentado la crisis que vive actualmente la producción de este grano.

Eduardo Camarena, uno de los agricultores afectados, detalló en una entrevista con los medios que el costo de producción de un kilogramo de café robusta asciende a 29 pesos, sin embargo, Nestlé únicamente ofrece 24 pesos por kilo. “Nos tratan como si fuéramos mano de obra barata», denunció Camarena, quien además describió las condiciones de los préstamos y la adquisición de insumos como mecanismos de control económico que coartan la autonomía de los productores.

La crisis está golpeando a alrededor de 15,000 agricultores en Chiapas que se sumaron al Plan Nestlé, el cual en un principio prometía mejorar las condiciones de los productores mediante la garantía de compra de café a precios justos, la eliminación de prácticas abusivas y el fortalecimiento de la trazabilidad del producto.

Sin embargo, las condiciones han empeorado en los últimos años. “Era un plan ganar-ganar. Todo eso se perdió”, lamentó Camarena, quien destacó cómo el cambio de café arábica a robusta no ha beneficiado a los productores como se prometió, sintiéndose “utilizados” por la empresa.

En medio de esta situación, Luis Armando Melgar, candidato a senador por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), se ha sumado a la voz de los caficultores. En el foro “Basta de abusos de Nestlé”, Melgar denunció las prácticas de la empresa y abogó por una indemnización justa para los productores.

“No se trata de hacer política con este tema; se trata de hacer valer el trabajo de quienes viven del café y dar el valor que se merecen”, afirmó Melgar.

Melgar también instó a Nestlé a adoptar prácticas de comercio justo que aseguren precios y condiciones de trabajo dignas. “Es urgente que Nestlé adopte prácticas de comercio justo, que aseguren precios y condiciones de trabajo dignas para los productores de café, respetando el medio ambiente y las comunidades con las que trabajan”, subrayó.

La crisis en Chiapas se ve exacerbada por el hecho de que la entidad tiene el mayor porcentaje de población en situación de pobreza y pobreza extrema en México, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) de 2022. Además, la sequía ha empeorado este año, con más del 50% del territorio de Chiapas afectado, lo que complica aún más las condiciones para una agricultura ya de por sí frágil.

A esto, se le suman los incendios forestales que han devastado grandes áreas de Chiapas. Estos siniestros han reducido aún más la capacidad de los productores para mantener sus cultivos, para agravar aún más las dificultades impuestas por la sequía y las prácticas comerciales de Nestlé.

Finalmente, tanto los caficultores de Chiapas como líderes como Luis Armando Melgar, informaron que continuarán la lucha por un cambio significativo que revierta los daños y desafíos actuales, y que presionarán a Nestlé para garantizar prácticas más equitativas y sostenibles en la producción de café en la región.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News
Salir de la versión móvil