Conoce la Basílica de Guadalupe

Conoce la Basílica de Guadalupe

Conoce la la Basílica de Guadalupe, un lugar característico tanto en la Ciudad de México como en toda Latinoamérica.

Ya sea por el origen que y la mística que la permea, la Virgen de Guadalupe es, al día de hoy, uno de los máximos exponentes de la Religión en México.

Cabe aclarar, que México es un país devoto y religioso que va más allá del concepto de catolicismo, es un pueblo guadalupano.

Fue hace muchos años cuando en 1531, a un indígena de nombre Juan Diego se le apareció la Virgen de Guadalupe, y este logró imponer su fe al pueblo mexicano.

De tal manera que Juan Diego fue el vínculo para iniciar una consolidación de una cultura sincrética entre españoles y nativos, creando así, la imagen de ‘La Guadalupana’  como el mayor representante europeos y mexicanos.


Conoce la Basílica de Guadalupe

El primer templo que se construyo fue edificado en el lugar preciso que indico Juan Diego en ese entonces.

A la cual se le llamó: la Ermita Zumárraga (1531-1556), pero tiempo después el arzobispo Montúfar mando a ampliarla.

En ese momento cambió su nombre a Ermita Montúfar (1557-1622). Y más adelante, en 1647, se construyó la Ermita de los Indios.

Dicha ermita tuvo al principio un capellán que después se convirtió en vicario, parroquia y más tarde parroquia archipresbiterial.

En 1695 y 1709 se construyó también, en honor a la guadalupana, un nuevo templo mucho más grande, en donde se erigió la Colegiata que se convertiría en Basílica en 1904.

En la actualidad, la Villa de Guadalupe contiene la capilla del Cerrito, la cual es una muy pequeña y sencilla.

De igual manera, alberga la capilla del Pocito, la cual mantiene una arquitectura más reciente a base de talavera, tezontle y chiluca.

La antigua basílica cuenta con cuatro torres, planta basilical y una decoración bastante sobria.

Finalmente, tenemos la nueva Basílica de Guadalupe, misma que fue edificada en 1976 bajo las indicaciones del arquitecto mexicano don Pedro Ramírez Vázquez.

Su atrio es sumamente grande, y en él suceden habitualmente danzas sincréticas de los llamados ‘concheros’.

A estas expresiones de afecto hacia la Virgen de Guadalupe se le unen obras pictóricas de artistas como Juan Correa, José de Alzibar, Gonzalo Carrasco, entre otros.

Este templo mariano es el segundo templo más visitado del mundo, superado solamente por la Basílica de San Pedro.

Año tras año, usualmente unos 20 millones de peregrinos son los que entran a este santuario, de los cuales 9 millones visitan a Santa María de Guadalupe en los días cercanos al 12 de diciembre (día en donde se le conmemora).


 

Salir de la versión móvil