| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Visión CDMX

A un año de las alcaldías en la CDMX se descubre red de nepotismo en la GAM



Ciudad de México.-Los alcaldes acaban de cumplir un año en sus cargos y en demarcaciones gobernadas por Morena, como en la Gustavo A Madero, los funcionarios se han encargado de reproducir viejas prácticas de corrupción que tanto criticaron en campaña.



En esa demarcación el director general de Asuntos Jurídicos y de Gobierno, Enrique Rodrigo Rojas Serafín, encabeza una red de nepotismo de la que conocen no solo el alcalde Francisco Chiguil, también la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y la Contraloría capitalina.



Red de nepotismo en GAM



Comerciantes de esa alcaldía hicieron llegar a Capital CDMX la copia de un expediente que entregaron en febrero pasado a la mandataria durante una de las audiencias públicas matutinas que ofrece la titular del Ejecutivo local, donde dan cuenta de esa red de nepotismo, sin que hasta el momento se hayan impuesto sanciones o se ordene la destitución de algún funcionario.



Enrique Rodrigo Rojas tiene a su amigo, socio y cuñado, Oscar Francisco Núñez Villa, como director general de Recursos Humanos, con un sueldo mensual de 50 mil pesos.



Al consultar el currículum de ambos en el Portal Nacional de Transparencia, destaca que Rodrigo Rojas fue director de la empresa Beka Energy and Law entre diciembre de 2010 y agosto de 2018. Su cuñado Oscar Núñez fungió como gerente de esa compañía durante el mismo periodo.



De hecho, el currículum de estos dos servidores públicos que aparece en el Portal de Transparencia es casi idéntico, pues reportaron también haber ocupado el cargo de Business Developer Representative en la firma RMA KEHL CO. GMBH entre 2012 y 2018.



Pero a ambos no los une solo una sociedad empresarial o la misma trayectoria laboral. Núñez es pareja de Pilar Rojas Serafín, hermana del director General de Asuntos Jurídicos y de Gobierno.



De ello hay constancia en redes sociales como Facebook, pues se pueden encontrar fotos de fiestas y reuniones familiares en donde todos aparecen abrazados y sonrientes ante la cámara, así como del momento en que Nuñez le entregó a Pilar Rojas un anillo de compromiso.



Rodrigo Rojas también tiene a su concuño, Genaro Núñez Villa, como director de Protección Civil, con un sueldo mensual de 45 mil pesos.



Pero además están los primos: Oscar José Ramírez Rojas, como subdirector de Relaciones Laborales y Capacitación, con un salario mensual de 32 mil pesos, y Alejandro Ramírez Rojas, jefe de Unidad Departamental de Centros Culturales, con un sueldo de 24 mil pesos.



En la copia del expediente que aportaron los comerciantes se señala que el director de Asuntos Jurídicos y de Gobierno incluyó en la nómina a su hermana, Pilar Rojas, en el área de deportivos; al hijo de su cuñado, Francisco Núñez Chacón, como mensajero y a quien contrató por nómina 8; a un hermanastro, Rafael Carrillo Mendoza, también dentro de Protección Civil; así como a otro cuñado, Gerardo Meza Orozco, como jefe de Unidad de Atención a Desastres.



Además, se señalan a amigos como Noé García Ureña con el cargo de coordinador técnico; Ricardo López Cruz como Jefe de unidad de Mercados; Iván Rudiguer Silva como Enlace en Protección Civil y a Leodegario Morón, también en Protección Civil.



En ese documento se menciona a Víctor Alfonso Arroyo Rentería, primo de Rodrigo Rojas, laborando dentro del área jurídica de la alcaldía; así como un primo hermano, Ricardo Ramírez, quien colabora en el área jurídica en espera de ocupar un puesto de estructura.



Sobre algunos de estos personajes no pudimos comprobar los dichos de los comerciantes. Pilar Rojas no aparece en la nómina, como tampoco Francisco Núñez Chacón, ni una sobrina y un primo políticos, Alejandra Núñez Godínez y Said Ernesto Álvarez.



De acuerdo con los comerciantes, el funcionario tiene otros amigos: Jorge Miguel Hernández Vázquez y Antonio Checa Xoxotla, quienes eran subdirector de Verificación y Jefe de unidad de Calificadora de Infracciones, respectivamente, pero fueron separados del cargo al enfrentar acusaciones por extorsión que iniciaron en su contra empresarios de la alcaldía, según quedó asentado en la carpeta de investigación FSP/B/UI-B-2C/D/1613/04-2019.



Los comerciantes que aportaron toda esta información pidieron el anonimato, pues temen represalias de parte de las autoridades de la alcaldía y particularmente de quienes trabajan para Rodrigo Rojas.

La relación política



Rodrigo Rojas afianzó su vínculo político con Francisco Chiguil durante la campaña electoral del año pasado, pues fue representante del hoy alcalde y del partido Morena en el distrito 6 local.



Desde ahí encabezó sendas denuncias contra la adversaria de Chiguil, la perredista Nora Arias, a la que acusó de violar la ley electoral, por hacer mal uso de recursos públicos para promocionar su candidatura.



A su vez, Pilar Rojas se inscribió en el proceso interno morenista para ser concejal en Gustavo A Madero, pero no pasó de la precandidatura.



Aun así, en la iniciativa privada y durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera, Enrique Rodrigo Rojas obtuvo jugosos contratos como el que logró en 2016 con el Metro, cuando como apoderado general de la compañía Beka Business and Supply de México, se volvió proveedor de refacciones para el Sistema de Transporte Colectivo beneficiándose con un contrato por 7.5 millones de pesos.



La historia de Rodrigo Rojas Serafín es de claroscuro, pues el 9 de enero de 2002 ingresó al Reclusorio Norte, acusado del delito de fraude específico, según consta en una copia de la ficha signalética que los comerciantes de la Gustavo A Madero entregaron a Capital CDMX.



En ese documento consta que el hoy funcionario estuvo preso sólo dos días, pues el 11 de enero de ese año logró su libertad con el pago de una fianza.



Como parte de la ficha destaca un dato curioso, que Enrique Rodrigo declaró ser hijo de Enrique Rojas Martínez. El paterfamilias tiene los mismos apellidos de la esposa de Francisco Chiguil y actual diputada federal, Beatriz Rojas Martínez.



La investigación



Después de que los comerciantes acudieron a una de las audiencias públicas de Claudia Sheinbaum para entregarle toda esta información, la directora general de Resolución a la Demanda Ciudadana de la Jefatura de Gobierno, María del Rocío Vilchis Espinosa, remitió con fecha del 13 de febrero de 2019 el oficio DGRDC/1284/02/19 al contralor capitalino Juan José Serrano Mendoza.



En el documento, Vilchis le pidió al contralor que, por indicaciones de la jefa de gobierno, girara instrucciones para atender de manera personal, entrevistar y valorar la situación respecto a la denuncia por nepotismo contra el director general de Asuntos Jurídicos y de Gobierno de la alcaldía Gustavo A Madero.



En la Contraloría capitalina preguntamos sobre el estatus que lleva la investigación. “En cuanto la Dirección General de Órganos Internos de Control en Alcaldías recibió el oficio, se turno enseguida al OIC de Gustavo A. Madero, el cual aperturó expediente, mismo que se encuentra aún en etapa de investigación. Al peticionario, con fecha 19 de febrero de 2019 se le notificó de la atención a su denuncia. Se están recabando mayores elementos para su integración”, respondió la dependencia.



Los comerciantes aportaron más pruebas e incluyeron nombres adicionales a su escrito inicial de denuncia. Lo hicieron el 6 de mayo en la Contraloría interna de la alcaldía, donde se encuentra el expediente GAM/D/0023/2019.



Pero los denunciantes también acudieron el 17 de mayo a la Oficialía de Partes de la Jefatura de Gobierno para entregar un escrito adicional y ese mismo día se presentaron con su denuncia ante la Dirección General de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República, donde a su queja se le asignó el folio 20190517ANAAEI.



Han pasado casi ocho meses desde que estos comerciantes presentaron su primera denuncia sobre el nepotismo en la alcaldía de Gustavo A Madero y lamentan que hasta la fecha no se haya actuado contra ninguno de los funcionarios de la demarcación que son señalados por formar parte de esa red.



Mientras tanto, acusan que desde la Dirección de Asuntos Jurídicos y de Gobierno, el personal a cargo de Enrique Rodrigo Rojas Serafín les exige 6 mil pesos al mes, por negocio, para que puedan laborar sin problemas.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Visión CDMX