¿Qué es el ARN mensajero y por qué puede curar el cáncer?



Ciudad de México.- Las primeras vacunas contra COVID-19 no son solo un hito en la lucha contra la pandemia, también son el trampolín para una tecnología poco convencional que algún día podría vencer otras dolencias que han eludido a los médicos, desde el cáncer hasta las enfermedades cardíacas.



La vacuna de Moderna, la de Pfizer y BioNTech utilizan material genético llamado ARN mensajero para transformar eficazmente las propias células del cuerpo en fábricas de vacunas.



“Ahora estamos entrando en la era de la terapéutica del ARNm”, dijo Derrick Rossi, un ex biólogo de células madre de la Universidad de Harvard que ayudó a fundar Moderna en 2010.



“El mundo entero ha visto esto. Va haber una mayor inversión y mayores recursos".



TE PUEDE INTERESAR: Activan Estado de Emergencia en CDMX por COVID



De alguna manera, la pandemia global fue el campo de pruebas perfecto para la nueva tecnología, ya que los partidarios con mucho dinero, incluido Pfizer, se volvieron más dispuestos a correr riesgos.



Pero el esfuerzo solo fue posible porque BioNTech y Moderna habían trabajado en ARN mensajero durante años.



El campo del cáncer podría ver sus primeras aprobaciones de fármacos de ARN mensajero en dos o tres años.



Rossi predijo que prácticamente todas las vacunas contra enfermedades infecciosas utilizarán la tecnología en una o dos décadas, en parte porque es mucho más rápida y barata.



Recalcando que el ARN mensajero puede ayudar a producir vacunas contra virus que han eludido los enfoques convencionales.



La compañía también está trabajando en vacunas contra el cáncer con la farmacéutica Merck & Co en un estudio presentado en noviembre, una vacuna Moderna combinada con el exitoso fármaco inmune Keytruda de Merck ayudó a reducir los tumores en 5 de 10 pacientes con cáncer de cabeza y cuello avanzado.



Además de Merck, están participando otras grandes farmacéuticas, desde AstraZeneca hasta Roche Holding. No hay duda de que el ARNm será un método importante en el futuro, según Severin Schwan, director ejecutivo de Roche.



BioNTech está realizando una investigación preliminar sobre si el ARNm se puede utilizar para reprogramar células para la medicina regenerativa.



En el futuro, los científicos también pueden diseñar nanopartículas específicas que se acumulen en tipos particulares de tejido como la médula ósea, dijo Drew Weissman, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania que ayudó a desarrollar la tecnología de ARNm utilizada tanto en Pfizer-BioNTech como en Moderna.



Eso podría permitir a los médicos tratar enfermedades genéticas como la anemia de células falciformes con una simple inyección intravenosa de terapia de ARNm dirigida.