| 

Vivir

Descubren nueva técnica para reducir el riesgo de ataques al corazón e infartos



Suiza.- Un estudio realizado en la Universidad de Lausanne, en Suiza, probó que tomar una siesta una o dos veces por semana disminuye el riesgo de ataques al corazón e infartos mortales y no mortales.



La investigación estudió los hábitos de 3462 personas en un rango de edad entre los 35 a los 75 años de edad, durante cinco años, y se descubrió que las personas que toman de una a dos siestas por semana de entre cinco minutos a una hora (el 48 por ciento de los sujetos de investigación), tenían menos riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares en comparación con los que nunca toman siestas.



El estudio, publicado en Heart, la revista de la Sociedad Cardiovascular Inglesa, encontró que también que no existe la misma relación si se toman más siestas o de mayor duración.



Aunque los investigadores que realizaron el estudio recomiendan las siestas, también señalaron que lo más recomendable es tener un horario de sueño regular por las noches, un estilo de vida saludable, buena alimentación y ejercicio.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Vivir