La Comisión de Cambios busca estabilizar el peso con subasta de coberturas cambiarias



Ciudad de México.- La Comisión de Cambios, compuesta por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico), anunció una subasta de 2 mil millones de dólares (mdd) de coberturas cambiarias como forma de estabilizar el tipo de cambio.



El peso ha perdido fuerza frente al dólar en las últimas ocho sesiones a causa de la incertidumbre y la volatilidad en los mercados internacionales por varios aspectos convergentes: el precio del petróleo y la propagación del coronavirus, principalmente.



A pesar de que este jueves el peso llegó a su peor nivel cuando alcanzó los 22.86 pesos por dólar y a las sesiones diarias de pérdidas frente a la moneda estadounidense; el presidente Andrés Manuel López Obrador opinó que no era necesario fortalecer “artificialmente” al peso.



TE PUEDE INTERESAR: Rebasa dólar los 22 pesos; cae Bolsa Mexicana 7% por coronavirus



Por su parte, la Comisión de Cambios instruyó a Banxico a subastar coberturas cambiarias por 2 mil mdd para “propiciar mejores condiciones de liquidez, un mejor descubrimiento de precios y un funcionamiento ordenado del mercado de cambios”, informó la SHCP a través de un comunicado.



Las coberturas cambiarias funcionan como una especie de aseguradora en un plazo establecio –no mayor a 12 meses- y a grandes rasgos es una herramienta para proteger al peso de la volatilidad cambiaria.



En dicha comisión encargada de la política cambiaría operan el Secretario y dos Subsecretarios de la SHCP; el Gobernador y dos miembros más de la Junta de Gobierno de Banxico. El órgano informó que “el anclaje del valor de la moneda nacional continuará procurándose principalmente mediante la preservación de fundamentos económicos sólidos”.



En la “mañanera”, sin embargo, López Obrador consideró que el mercado cambiario no debe ser intervenido para apuntalar el peso mexicano y que “el mismo mercado se va a ajustar”.



Agregó ser respetuoso con Banxico y de su autonomía; que sus comentarios se reservaban a una opinión y que “sea el Banco de México el que decida”.