Banxico eleva su tasa de interés a récord histórico para contener la inflación

En un intento por controlar la inflación y, siguiendo los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de México (Banxico), al frente de Victoria Rodríguez Ceja, decidió por unanimidad subir 75 puntos base la tasa de interés de referencia: ahora pasó de 8.5 a 9.25%.

Esta cifra es la más alta que se ha registrado en la historia de la entidad. A principios de septiembre había alcanzado una tasa anual de 8.76%.

La medida aprobada por la Junta de Gobierno tendrá efectos a partir del 30 de septiembre.

El resultado de un contexto complicado

Según un comunicado de política monetaria de Banxico, la decisión de elevar la tasa surge en un contexto complicado: las presiones inflacionarias acumuladas que se derivaron de la pandemia de Covid-19, así como el conflicto bélico de Europa del Este siguen teniendo consecuencias en las inflaciones generales y subyacentes.

A nivel internacional, los indicadores sugieren que la actividad económica se ha desacelerado en este tercer trimestre.

Además, la inflación global ha aumentado en este entorno de desbalances entre oferta y demanda dentro de diversos mercados, y de precios elevados en energéticos y alimentos.

Es por lo anterior que por tercera vez consecutiva y al igual que la Reserva Federal de Estados UnidosBanxico tomó la decisión de subir 75 puntos base su tasa de fondos federales. 

Cabe destacar que un amplio número de bancos centrales continuó incrementando sus tasas de referencia, algunos en mayor magnitud a lo previsto. 

Expectativas para 2022 y 2023

Ante esta situación, Banxico comunicó que las expectativas de inflación en México de los años 2022 y 2023 han vuelto a incrementarse.

Las de mediano plazo se mantienen en el margen con cierto ajuste al alza, mientras que las de largo plazo permanecen estables, aunque por arriba de la meta. 

Los choques inflacionarios de magnitud mayor a la anticipada y la perspectiva de que sus efectos tomen tiempo en desvanecerse, dan como resultado pronósticos altos para la inflación general y la subyacente.

El organismo anticipa que la inflación converja a la meta de 3% en el tercer trimestre de 2024, pero estas previsiones están sujetas a riesgos.

Algunos de estos son: la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados, presiones inflacionarias externas derivadas de la pandemia, mayores presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el conflicto geopolítico de Europa, así como la depreciación cambiaria y las presiones por los costos.

Finalmente, la Junta de Gobierno de Banxico aseguró que valorará la magnitud de los ajustes al alza en la tasa de referencia de sus próximas reuniones.

 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.