Cancelan desarrollo urbano en Campo Militar 1-F. Será la Cuarta Sección de Chapultepec, asegura Sheinbaum



Ciudad de México.-Al anunciarse hoy la cancelación del proyecto para vender a desarrolladores inmobiliarios 125 hectáreas del Campo Militar 1-F en la zona de Santa Fe, autoridades capitalinas dieron a conocer que se trabaja con el Gobierno federal para no extender la zona ya edificada, crear ahí un espacio recreativo de uso público y mantener hectáreas con el carácter de suelo de conservación.



Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno local, explicó que el plan contempla ahora fortalecer un esquema de vivienda para la Guardia Nacional, pero sin su venta. El resto del terreno, con un extensión total de 125 hectáreas, se convertirá en la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec, agregó la mandataria.



De acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Medio Ambiente local, hay 50 hectáreas del Campo Militar que tienen ya edificios y para la construcción de viviendas de la Guardia Nacional no se extenderá más esa proporción de terreno edificado.



Esta mañana, en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la cancelación del proyecto que consideraba la venta de esas 125 hectáreas y obtener con ello hasta 30 mil millones de pesos para poner en marcha la Guardia Nacional.



El plan consideraba que los desarrolladores inmobiliarios edificarán ahí departamentos de lujo, en una extensión de hasta 30 hectáreas.



Una vez cancelado ese proyecto, la secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad, Marina Robles, explicó hoy que la nueva lógica para ese Campo Militar considera no rebasar la extensión de terreno ya construida, es decir, no habría nuevas edificaciones sino que en las áreas donde hoy ya hay edificios se edificarán las nuevas viviendas para la Guardia Nacional.



El resto del Campo Militar será para desarrollar un parque recreativo y para mantenerlo como Área de Valor Ambiental en donde se pueda recargar el acuífero, garantizar el cuidado de la biodiversidad y otros servicios ambientales.



Marina Robles agregó que hay reuniones con el Gobierno Federal para definir aspectos como los recursos económicos, así como la definición jurídica como puede ser una posible desincorporación del terreno en favor de la Ciudad.