¿Ansiedad por separación? Conoce las posibles consecuencias que el confinamiento trajo y puede traer para nuestras mascotas



Ciudad de México.- La vida, la forma de vivirla, cambio para absolutamente todos con la pandemia; imágenes en redes sociales nos sorprendieron al ver fauna recuperando su territorio, regresando a lugares que no habían pisado desde quién sabe hace cuánto tiempo, explorando las calles pavimentadas, nadando cerca de las costas aprovechando la ausencia de humanos; y ¿las mascotas?



La emergencia sanitaria nos ha mantenido confinados –en la medida de lo posible- un par de meses; aún es incierto cuándo podremos regresar a la normalidad, o a la nueva normalidad; cuándo podremos recuperar nuestra rutina, o si es que podremos hacerlo tal y como lo conocíamos en el mundo post covid. En la Zona Metropolitana del Valle de México, el epicentro de contagios en el país, es todavía más incierto cuándo podremos regresar a nuestra oficina, a nuestra aula, a nuestras calles, a nuestros parques; lo único cierto es que por lo menos ya falta menos y así, espacios se abren de poco en poco.



En la Ciudad de México parece controlada la epidemia y el cambio de semáforo, la relajación de medidas y la reapertura de –algunos- negocios están a la vuelta de la esquina; no obstante, este primer paso sólo es uno de los tantos que tenemos que dar ante el peligro constante de contagio.



El cambio de color en el semáforo Covid en diversas entidades de le República y -programado para el lunes 29 de junio- en la capital, implica el regreso paulatino a actividades económicas, lo que conlleva la reapertura de industrias y negocios y, a la vez –claro-, el regreso de algunos empleados a sus puestos de trabajo, es decir, el fin del confinamiento para estos algunos.



TE PUEDE INTERESAR: En la CDMX pasamos por fin al semáforo naranja a partir del 29 de junio



Este regreso nos obligará a dejar nuestros hogares después de meses de encierro, lo que puede ser confuso para nuestras mascotas y traer consecuencias después de pasar tanto tiempo juntos, y así, desencadenar algunos problemas como la llamada ansiedad por separación.



La médica veterinaria zootecnista (mvz) Gina Yunes nos cuenta las repercusiones que pudo y puede tener el confinamiento para nuestros amigos peludos y las consecuencias probables al regresar paulatinamente a la rutina –lo que significará apartarnos-; después de todo, quizás nuestros compañeros disfrutaron el encierro porque nos tuvieron cerca de ellos.

Dejarlos de nuevo solos; ansiedad por separación



Gina Yunes dice al respecto que “si de un día para el otro nosotros regresamos a esta rutina –anterior a la contingencia-, nuestro animal de compañía no va a entender la razón de por qué de vernos todos los días todo el tiempo, pasamos a sólo verlos unas horas. Para él va a ser muy confuso y puede desencadenar un problema de comportamiento”; es decir, ansiedad por separación.



Las recomendaciones de la médica para atenuar esta situación son tener horas específicas de juego, y no darle toda la atención todo el tiempo a nuestra mascota pues esto puede provocar que sea más problemático para ésta separarse del dueño.



En el caso de perros muy aprehensivos o muy allegados al dueño, Yunes especifica que lo ideal es no prestar atención en el momento que ellos la soliciten, es decir, cuando muestren comportamientos que utilizan habitualmente para llamar nuestra atención -ladrar, mover las patas, rascar a sus dueños- no hacerles caso en ese momento sino hasta que estén tranquilos, ese es el momento de “brindarle la atención que necesitaba”.



Esto significará para las mascotas que estar tranquilos o quietos es la forma en que se les recompensa con una caricia; y que sí está ansioso puede ser ignorado; “es el momento de reforzar”.

Consejos antes de la separación



Otro consejo es que para que el perro empiece a sentir nuestra distancia es con un juguete o algún estímulo para él, por ejemplo. “juguetes de caucho que son muy duros y abajo tienen un orificio donde se le puede meter algún premio o alguna golosina y van a entretenerse bastante tiempo” u otro tipo de juguete para que se entretenga mucho tiempo.



Aunado a esto, la universitaria recomienda que mientras ellos jueguen, nosotros alejarnos, quizás irnos a otra habitación y antes de que note nuestra ausencia regresar con ellos.



Poco a poco hacer este distanciamiento de más tiempo para que el perro empiece a asociar que mientras no esté el dueño, no hay problema, ‘yo voy a estar con un juguete, me voy a entretener bastante’”.



La médica enfatiza en la necesidad de acoplar a los animales a nuestras nuevas rutinas pues considera importante que se empiece con estas actividades lo antes posible, asimismo, ofrece soluciones prácticas para crear juguetes con utensilios caseros.



Por ejemplo, hacer cubos de hielo con golosinas adentro, “con algo congelado se van a entretener muchísimo para lograr llegar al premio, que al final es lo que están buscando”.



También se puede, dentro de una botella con agujeros poner croquetas para que el perro busque sacar cada una de éstas mientras la arrastra, la muerde y la persigue.

¿Cómo afectó el encierro a nuestras mascotas?



La médica egresada de la UNAM detalla que lo primero a considerar para saber las consecuencias que pudo traer el encierro para las mascotas –especialmente perros- es la naturaleza misma del can; como su tamaño, su raza, su rutina, si está acostumbrado a ejercitarse o a descansar. De igual forma, si se trata de un perro poco sociable, es muy probable que la pase bien en su espacio seguro, dentro de su hogar; sin que sea necesaria otra medida adicional.



Sin embargo, narra la mvz, hay otros perros que pueden llegar a sentirse más conflictuados con el encierro, se trata de perros o razas más enérgicas; para ellos es recomendable un paseo breve –si no hay otra posibilidad de esparcimiento-; la misma recomendación es expandible para aquellas mascotas que están acostumbradas a caminar o a salir para hacer sus necesidades.



Ahora bien, acota, si queremos seguir cumpliendo irrestrictamente con las medidas de confinamiento, lo recomendable es mantener al can activo con juegos dentro de nuestros hogares que sirvan al ejercicio físico y mental; pues Yunes señala que es aún más importante mantener la mente de nuestros amigos ocupada.



Cabe señalar que aunque se cambie de color en el semáforo, la relajación de medidas no es total pues las autoridades han señalado que la emergencia sanitaria se puede extender por meses e, incluso, que debemos aprender a vivir con el agente infeccioso pues la epidemia se podría prolongar hasta dos o tres años; por ende, resulta importante conocer las medidas para evitar salir sin descuidar la salud física y mental propia y de nuestras mascotas.



TE PUEDE INTERESAR: López-Gatell responde con video, advirtió que sería una epidemia larga???????

Estrés y recomendaciones



La médica puntualiza que lo importante es mantenerlos activos, con juegos dentro del hogar, si es posible con el esparcimiento en un pequeño patio, “para que no desencadene estrés por inactividad”.



“Desde un punto de vista mental, mantenerlos activos, a lo mejor con juegos de destreza o el famoso busca encuentra, el chiste es que se encuentre activo”.



El comportamiento del animal puede ser diferente ante el estrés de mascota a mascota, “lo primero que un propietario nos indica es ‘lo noto raro’, siempre el comportamiento es lo primero con que los propietarios notan que está pasando algo con su animal de compañía”.



Este comportamiento poco habitual puede ir desde no reaccionar a estímulos como juguetes o comida, hasta mostrar aislamiento, agresividad –no precisamente hacia el dueño- o timidez. “Esos serían los detonantes de que -podría indicarnos- no está todo bien”, la médica advierte que también puede tratarse de otros problemas de salud, “pero es lo primerito que podrían ver como propietarios” puntualiza.

De nuevo de paseo



Yunes especifica que hay que tomar medidas de higiene con o sin contingencia sanitaria; lo que destaca es la limpieza de las patas después del paseo, para ello detalla que no se deben usar antisépticos como alcohol o vinagre “porque la piel de nuestras mascotas es mucho más sensible y es una zona –la zona de los cojinetes de sus patitas- donde se puede mantener más humedad, entonces, además de que tenemos problemas de humedad también una dermatitis secundaria puede irritar o quemar los cojinetes”.



La mejor recomendación para la higiene de las mascotas es el uso de agua y jabón, ya sea con un trapo o lavando propiamente las patas, sin embargo, la médica enfatiza en lo importante que resulta secar muy bien esta zona pues en la misma es fácil que se padezca de dermatitis por humedad.



Recuerda la importancia de mantener estas medidas más allá de la situación de emergencia puesto a que, en muchas de las ocasiones, se les permite subir a la cama, al sillón, y comparten diversos sitios con sus dueños, lo que podría traducirse en una infección para los humanos.



TE PUEDE INTERESAR: Estudio revela que inmunidad a Covid-19 no es permanente???????



También remarca la importancia de desinfectar los utensilios de la mascota, por ejemplo, su correa, “para tratar de limitar no tanto el virus (coronavirus), pero tratar de tener todos estos hábitos de aquí en adelante: limpiar todos sus objetos, sus platos, su correa, su collar de modo contiguo para eliminar cualquier virus o parásito, lo que sea que se haya quedado en todos los objetos inanimados.



“Al llegar a casa, igual nosotros lavarnos las manos y a ellos las patitas, pero quiero hacer énfasis en el correcto secado de sus patitas”, el lavado resulta importante ya que existen enfermedades contagiables de animal a animal.



En el ámbito alimenticio, la mvz recomienda no descuidarlo, ya que sin actividad física y "con probaditas" de nuestros alimentos, puede subir de peso; lo deseable es que el perro continúe con su dieta anterior al confinamiento.



En cuanto al reencuentro con otros animales al salir de nueva cuenta de paseo, señala la importancia de conocer el carácter de los animales, pues el hecho de tener un carácter poco social, estar encerrado por bastante tiempo y reencontrarse con otros animales después de no verlos, puede ser agresivo visualmente para ellos.



Así, si sabemos que es poco sociable, lo recomendable es adecuar los horarios para que no haya muchos perros en la calle o el parque, “de modo que no se sientan demasiado invadido”.



La veterinaria recuerda que estas son recomendaciones muy generales y que para cada caso específico debe de hacerse un diagnóstico por un profesional en consideración de cada mascota y los factores propios, así como las particularidades de su carácter y sus hábitos.



Gina Yunes reitera que el diagnóstico y tratamiento siempre van a depender de los pacientes, por lo que su “recomendación personal” es que “mientras el perro, el gato, o la mascota que se tenga, esté libre de frío, libre de hambre, de sed; libre de algo que no la tenga en confort, algo que le cause estrés; y libre de cualquier enfermedad o dolor, sus mascotas van a ser las más felices”.



Concluye exhortando a mantener a las mascotas sanas con medicina preventiva que se amerite y, sobre todo, con atención y amor, “eso sería lo que ellos necesitan para ser completamente felices” con confinamiento o sin éste.