La Bodega «El Cielo» celebra 10 años de vida con una cena/maridaje de altura en «Paxia»

El restaurante de cocina mexicana dirigida por el chef Daniel Ovadía ofreció un Menú de 6 tiempos para festejar

Foto del avatar
Graciela Rodriguez Fierro Editora Estilo de Vida

Vinícola El Cielo, ubicado en el Valle de Guadalupe, celebró 10 años de presencia en el mercado de los vinos mexicanos con gran éxito y para celebrarlo organizó una cena-maridaje en la que invitó al chef Daniel Ovadía y su restaurante de alta cocina mexicana  Paxia.

Un evento que se convirtió en fue una gran fiesta de aromas y sabores con lo mejor de la cocina mexicana de autor y  vinos mexicanos, pues se presentó un menú de seis tiempos y cada platillo tuvo una selección perfecta en los vinos elegidos por la sommelier Gina Estrada, quien además estuvo acompañada del director de El Cielo, Gustavo Ortega.

Cabe recalcar que esta bodega cuenta con 95 hectáreas en el Valle de Guadalupe, Baja California  y produce alrededor de 15 variedades de uva, esto la hace tener una línea de vinos muy a atractiva, además de sumar sus interesantes nombres ligados a las estrellas y constelaciones del firmamento.

Vinos con medallas de Oro

El gran trabajo y amor que han puesto los dueños de El Cielo a su vinícola, los ha convertido en ganadores de medallas de oro y plata en el Concours Mondial de Bruxelles como su  vino Galileo que  en el 2018 obtuvo la medalla de Oro y en el 2023 Persus, además G&G Sauvignon Blanc ganó dentro del concurso de esta uva, la medalla de Oro en Sudáfrica y el Selene Rosé otra de Oro en Croacia.

Así que en esta ocasión tuvimos la oportunidad de degustarlos con un gran maridaje armonizado por el chef Ovadía, quien construyó un menú con platos que integran la carta de Paxia.

Además hay que agregar que Ovadia es un chef que ha realizado mucha investigación sobre el maíz y los alimentos que componen la cocina mexicana y esto lo lleva a generar maridajes muy equilibrados con los vinos mexicanos.

Por otro lado, los vinos de El Cielo son  fáciles de beber, muy aromáticos, equilibrados, con buena potencia, no son agresivos y tienen la cualidad de que cuando se maridan se vuelven muy  gastronómicos como bien expuso su gerente comercial.

Cabe resaltar que la cocina de Ovadia es Gastronomía Mexicana con mucha investigación detrás de sí, con mucha búsqueda de ingredientes y con el objetivo de resaltar la tradición y las técnicas, con una visión muy personal de la cocina  mexicana, como lo ha dicho el  propio chef.

Así que asistir a estas cenas-maridajes es la  suma equilibrada entre  cocina y vinos mexicanos.  Y el décimo Aniversario de la bodega El Cielo es un buen pretexto para enaltecerlos, pues la propuesta de Ovadía fue  encontrar  un  maridaje en donde ninguno fuera el protagonista más bien  fueran de la mano como bien lo pudimos descubrir en esta degustación compuesta de seis tiempos, cuatro vinos y un destilado.

Una Cena de Altura

La cena inició con una entrada de Gordita de Maíz Negro rellena de pulpo a las brasas, quesillo y salsa verde molcajeteada. Fue acompañada por un vino G&G Sauvignon Blanc 2020, creación de Gina Estrada  y Gustavo Ortega, una propuesta enológica muy versátil que le fue muy bien a este primer plato.

Le siguió un Taquito de Pato Confitado y salsa de mango con chile manzano, acompañado por el G&G Sauvignon Blanc 2020 y sus toques afrutados.

Como tercer plato tuvimos una Sopa Capuchino con alcachofa, huevito de codorniz y pistache, acompañado de un Selene Rosé, compuesto de Syrah y Grenache,  2019,  que hizo equilibrar el sabor del pistache.

El cuarto plato fue Pescado y Maíz, chile atole de huitlacoche, pesca del día envuelta en hoja santa y  un bock choy a las brasas con trufa, avellana, tamarindo y habanero, maridado con un vino tinto Galileo, tempranillo 2019. Honestamente, los tintos me sedujeron.

Quinto plato, un Chichilo negro con short rib, chayote, ejote, cebolla blanca curada en especias y chochoyotes de maíz, acompañado de un vino tinto Perseus, compuesto de Nebbiolo y  Sangiovese 2017, otra delicia.

Y como  gran cierre, Natilla de mamey  y nibs de cacao  acompañado de un Tequila Jalisco, Extra Añejo, José Cuervo ¡Wow!

Un menú que cumplió con la propuesta del chef, el equilibrio entre el vino y los alimentos y tan protagonista uno  como el otro que la convirtieron en una gran noche de aromas y sabores, y un lugar que tuvo como escenario el Centro Histórico de la CDMX con el restaurante Paxia.

Hay que recordar que Daniel Ovadía, es un joven y talentoso chef de apenas 40 años que tiene una meteórica carrera en el mundo de la gastronomía, pues es  dueño de 9 restaurantes:  “Urike”, ubicado dentro del tren el Chepe, el mismo que viaja por la sierra de Chihuahua y visita las zonas tarahumaras.

También de Merkava, Nudo negro, Sod, Peltre, Oliva, en Cancún es dueño de Punta Corcho, Muelle Once y también de Paxia, que en náhuatl significa “Paz”.

Paxia cuenta con una cava de 140 etiquetas de vino y el 90% son mexicanas, así que si andan por el Centro Histórico de la CDMX, dense una vuelta por este lugar y degusten una copa de buen vino mexicano.

Y si andan por el Valle de Guadalupe, en Baja California,  El Cielo y sus viñedos son otra agradable opción, pues además ofrece recorridos enoturísticos y cuenta con un resort.

¡A Disfrutar!

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News