Bartlett, los fraudes electorales y “el bozal”

La ciencia y el narco-estado. 

Manuel Bartlett siempre da de qué hablar, aunque casi siempre sea para mal. Es Bartlett, los fraudes electorales y “el bozal”.

En 1986, desde la Secretaría de Gobernación que él encabezaba se fraguó el llamado “fraude patriótico” en contra del panista Francisco Barrio

Dos años después, en 1988, se le “cayó el sistema” cuando Cuauhtémoc Cárdenas llevaba delantera en la elección presidencial.

Como secretario de Gobernación fue acusado –todavía hay investigaciones en Estados Unidos—de vínculos con el narcotráfico.

Además, dicen, que estuvo involucrado en el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar. Desde entonces, Bartlett no puede pisar suelo estadounidense.

Ahora, en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a la cabeza de la Comisión Federal de Electricidad, no es la excepción.

Bartlett ofreció una conferencia de prensa el jueves. Un reportero hacía una pregunta con el cubrebocas puesto, como precisan los expertos.

“Con el bozal no se oye ni se entiende”, lanzó el funcionario. Argumentó: “ya todos estamos vacunados”. Debería saber que aún así, se puede contraer el virus.

Bartlett, los fraudes electorales y “el bozal”

El ominoso personaje copia fielmente al irresponsable subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien dice que el uso del cubrebocas no tiene utilidad para evitar contagios.

Pero como en este gobierno todo va en contrasentido, los funcionarios siguen creyendo que la Covid no es mortal, a pesar de más de 238 mil fallecimientos.

En la tercera ola de la pandemia, el viernes se presentaron 16 mil 421 contagios. Pero Bartlett no quiere ver a nadie con “bozal”.

No es momento de relajar las medidas sanitarias, y deberían ser los funcionarios del gobierno quienes pongan el ejemplo; sin embargo, sucede lo contrario.

El primero de agosto será la consulta popular, dizque para enjuiciar a expresidentes. Será, sin duda, un foco de contagio para quienes participen.

Pero es uno de los caprichos presidenciales que los seguidores de López Obrador en Morena y en la SCJN le cumplieron.

López Obrador, López-Gatell y Bartlett son entre ellos una copia fiel y su irresponsabilidad ha cobrado muchas vidas.

A sus 85 años de edad, el director de la CFE, debería ser una figura responsable ante la pandemia.

Pero actúa como los López, mientras los contagios y las muertes se siguen contando.


TE PUEDE INTERESAR: Para mí Bejarano y Padierna no representan absolutamente nada: Sandra Cuevas


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.