¡Hay tiro en la CDMX!

Foto del avatar
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

Cierra marzo y con él también se va el primer tercio de la campaña a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX).

Y lo relevante en este primer round fue que Santiago Taboada, abanderado de la alianza Va por la CDMX, entró en empate técnico y empieza a tomar ventaja a Clara Brugada, la candidata de Morena, partido en el poder.

Así lo reflejan las encuestas tras el primer debate chilango, organizado por el Instituto Electoral de la CDMX, en el que el panista salió a fajarse y conectó en tres ocasiones a Brugada con los negociazos patrimoniales y las Utopías de Iztapalapa.


Hay varios hechos que explican por qué Taboada no sólo se acercó a Brugada sino empezó a despegarse de ella. Y de mantenerse la tendencia a mediados de abril va a ser el puntero.

En primer lugar, Brugada no ha logrado la unidad de Morena y cada día se aleja más de actores clave en la CDMX como Omar García Harfuch, quien parece candidato exclusivo del PVEM.

Harfuch ya tomó distancia de Brugada y eso le resta en imagen, pero también en la suma de diversos liderazgos y alcaldes de la ciudad como Rigoberto Salgado.

En segundo lugar, en la CDMX se da por primera vez el fenómeno en el que los líderes políticos más importantes de la capital del país tienen la oportunidad certera de despachar en el gabinete federal.

Es decir, la CDMX les quedó chica y todos están operando en diversos estados la campaña de Claudia Sheinbaum.

¡Hay tiro en la CDMX!

En tercer lugar, Taboada ha marcado la agenda de la campaña de la ciudad. Se ha puesto al tú por tú con Andrés Manuel López Obrador, y al jefe de campaña Martí Batres, ya le recetó el “cállate cha-cha-la-ca” de López Obrador a Vicente Fox.

En esta campaña, Morena y sus gobiernos han tenido que meterse a la contienda porque su candidata es claro que no prende.

Incluso un mes después tuvo que salir con Sheinbaum a aclarar su falta de coordinación.

Y ese error en la agenda nace de su pésima comunicación, debido a que es un rubro en el que tiene a más de cuatro equipos dando órdenes.

En su área de comunicación, despachan personeros de Jesús Ramírez, vocero Presidencial, de Sebastián Ramírez, líder de Morena en CDMX, y hasta de Tomás Pliego, junto al equipo leal de Iztapalapa. De todos no han hecho uno.

Vendrá el segundo asalto de la pelea tras la Semana Santa y con el segundo debate donde le van a entrar al tema del agua, el combate a la corrupción, transparencia y rendición de cuentas.

Tan sólo en el asunto del agua es un tema en el que Brugada está anulada de saque, quizá podría explicar cómo vivir sin el líquido y de corrupción… será un debate polémico. 

En abril por si fuera poco, van arrancar los alcaldes y diputados de la CDMX, lo que va evidenciar si suman a Brugada o la hunden al segundo lugar. Al día de hoy los alcaldes de Morena sólo se van atrincherar en sus territorios. ¡Hay tiro en la CDMX!

NOCAUT.

Gustavo A. Madero, Xochimilco, Cuajimalpa y Cuauhtémoc son alcaldías que se van disputar y el pronóstico es reservado. 

Morena corre el riesgo de caer ante la oposición en estos territorios por la división interna. 

De lado de la alianza la debilidad está en La Magdalena Contreras por la falta de palabra de Luis Gerardo “El Güero” Quijano con los contrerenses y Azcapotzalco por la parsimonia de Margarita Saldaña.

Con este panorama, el oficialismo tiene un duro reto por delante.

¡Abrazos, no periodicazos!

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días