Pandemia dispara diabetes

Diabetes

Pandemia dispara diabetes. Tras dos años del inicio de la pandemia es importante analizar el comportamiento de la diabetes en la salud pública.

La pregunta es si se han incrementado los casos de sobrepeso, obesidad y diabetes en estos dos años en los que hemos convivido con el Covid-19.

Algunos estudios revelan que la respuesta es sí.

La diabetes se ha disparado a causa del estrés generado por el confinamiento.

Restringir el uso del espacio público ha sido una de las estrategias de salud pública ante esta pandemia.

Ello generó cambios de hábitos higiénicos  y saludables.

Además de generar poca actividad física y un incremento en la ingesta de calorías.

Algunas investigaciones recientes demuestran factores que afectan de manera distinta a hombres que a mujeres.

Por supuesto, estos factores propician el desarrollo de enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes tipo 2.

Pandemia dispara diabetes 

En ese sentido, se debe contar con mayor información sistemática acerca de las diversas variables que inciden en estos padecimientos.

En un artículo de revisión de reciente publicación, Martha Lucinda Contreras y Rolando Hernández, investigadores del Instituto de Fisiología Celular (IFC), analizaron la evidencia publicada por sus colegas sobre la influencia del sexo y de los distintos estilos de vida, en las alteraciones metabólicas que subyacen a la inflamación crónica presente en las enfermedades mencionadas.

“Este tipo de estudios sirve para integrar, para ver el panorama mucho más completo y controlar (dentro de lo posible) las variables que hay”, estableció  Hernández.

Aunque Contreras y Hernández se centraron, principalmente, en estudiar el hígado y sus alteraciones metabólicas.

Por eso analizaron la evidencia que se ha publicado sobre los cambios metabólicos del páncreas.

Así como de los adipocitos –las células que conforman el tejido graso– que son las partes del cuerpo más afectadas en el desarrollo de obesidad y diabetes tipo 2, independientemente del sexo.

En la obesidad, encontraron que aumenta la acumulación de grasa en los adipocitos.

Esto lleva a una sobreproducción de citocinas (proteínas que regulan la acción del sistema inmune) que a su vez “prenden” diferentes vías asociadas a inflamación.

La inflamación suele generar problemas vasculares y neuronales, resistencia a la insulina (asociada a diabetes tipo 2) y estrés oxidativo, entre otros.

Además, se ha encontrado una correlación entre esta inflamación y el sexo de las personas.

Los estrógenos, hormonas que se liberan en mayor abundancia en el sexo femenino que en el masculino, participan en la regulación de esas vías de inflamación.

Esto explicaría por qué las mujeres premenopáusicas presentan menos resistencia a la insulina –problema asociado a diabetes tipo 2– que hombres de su misma edad.

Con la menopausia, la producción de estrógenos disminuye y con ello la protección contra esta resistencia a la insulina.

Por eso, ahora que se regresó a un semáforo verde y se reduce la pandemia es necesario retomar la actividad física.

De esta manera se evita el estrés, el sedentarismo y con ello se reduce el riesgo de padecer diabetes.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días