¿Por qué la obesidad es letal?

Diabetes

La obesidad es un tema importante a tratar a raíz de la pandemia de Covid-19-

Es una enfermedad que se presenta en niñas y niños, adultos en plenitud y mayores.

Pero se ha vuelto alarmante porque la mayoría de las personas que enferman de COVID-19 tienen más de un problema de salud subyacente.

Un estudio, que analizó a 5700 personas de la ciudad de Nueva York, encontró que el 88 % padecía más de una comorbilidad.

La comorbilidad es una ocurrencia simultánea de dos o más enfermedades en una misma persona.

Únicamente el 6.3 % mostraba sólo un problema de salud subyacente y el 6.1 % no tenía ninguno.

Por ello, concluyeron que la obesidad «puede ser uno de los indicadores más importantes de los casos más graves de Coronavirus».

Esto es alarmante para los Estados Unidos, ya que tienen una de las tasas de obesidad más elevadas a nivel mundial, pero México va atrás de ellos.

Uno de los problemas que deriva la obesidad es la resistencia a la insulina.

Incluso debe catalogarse como la verdadera pandemia.

La mala regulación del metabolismo de la glucosa es una condición inducida por la alimentación.

La obesidad

Es importante también vigilar los niveles de presión arterial y de glucosa.

Los niveles más elevados de glucosa en la sangre parecen ser importantes en la replicación viral y en el desarrollo de las tormentas de citoquinas. 

Algunas investigaciones reportan que las tormentas de citoquinas son inducidas por la influenza tipo A.

Estos hallazgos también se podrían aplicar en el COVID-19.

El sistema inmunológico libera citocinas como respuesta a los invasores extraños.

Ellos, a su vez, actúan cómo mensajeros que ordenan a otras células a combatir el patógeno. 

En algunos casos, esta respuesta se dispara, lo que provoca una «tormenta de citoquinas».

Así se pueden causar daños graves en los tejidos y provocar la muerte.

Se ha detectado un ciclo de retroalimentación positiva entre la inflamación local en el tejido adiposo y las alteraciones de la respuesta inmune a causa de la obesidad.

Además, otra revisión científica señaló que «existen pruebas que indican que el exceso de adiposidad afecta la función inmunológica y las defensas del huésped en personas con obesidad».

Esta tormenta de citoquinas suele ser la razón por la cual las personas mueren a causa de las infecciones, ya sea la gripe estacional, el ébola, la infección del tracto urinario o el COVID-19.

Por eso es importante reparar en la obesidad y sobre todo en la ingesta de los alimentos procesados.

Estos productos están repletos de azúcares añadidos, granos procesados y aceites vegetales omega-6 procesados.

Y son los principales culpables de la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y la obesidad.

De esta manera, la mejor forma de prevenir los daños por COVID-19 es cuidar la alimentación.

La mejor forma no es comer bien, sino empezar a comer menos mal.

Ello incluye que se consuman más verduras y vegetales, menos animales y casi nada de productos procesados.

 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.