| 

Social

Teotihuacán se llenó de energía con eclipse solar

Ciudad de México.- La zona arqueológica de Teotihuacán fue escenario para la recarga de energía del eclipse parcial de sol que se vivió este medio día en la zona centro de la República mexicana.

Turistas nacionales, extranjeros y curiosos acudieron a una de las zonas espirituales más reconocidas a nivel internacional, con el objetivo de ver y “sentir la vibra que este fenómeno natural provoca en la Tierra y en la humanidad”.

Patricia Aldayturriaga, integrante del grupo de los “Abuelos Ancestrales”, aseguró que en muchas culturas, incluida la Maya, se tiene conciencia que en el calendario indica la llegada de ciertos periodos de tiempo donde la humanidad se desarrolla, madura y debe renovarse.

“Todo proviene del Popol-Vuh, donde los mayas nos demuestran que la humanidad ha sido creada y destruida cuatro veces, lo que significa que la renovación con el calendario de esta civilización es la más exacta para crear una nueva conciencia y forma de vida”, comentó.

De acuerdo con el poema maya, descubrieron que nuestro sol forma parte de un sistema de soles pertenecientes al sistema de Las Pléyades. Identificaron que no son seis soles los que giran en derredor del Alción (Sol rey) sino muchos más, que convierte a nuestro astro solar que ocupe la séptima órbita, que recorre en, aproximadamente 24 mil años divididos en dos periodos de 12 mil cada uno.

Este descubrimiento proporciona a los mayas una tercera dimensión en cuanto al rastreo de la tierra por su orbitar alrededor de Alción, es decir, el calendario maya fecha no sólo la posición de la tierra alrededor del sol en algún momento dado, sino también la posición que la luna tenía en ese momento alrededor de la tierra y la que el sol tenía en ese momento alrededor de Alción.

Sin lentes y sin recomendaciones

Aunque las autoridades federales lanzaron una serie de recomendaciones para no ver directamente el eclipse parcial de sol, varias personas decidieron aventurarse y ver este fenómeno de forma directa y sin ningún tipo de protección.

La exposición directa al eclipse provocaría que la retina del ojo humano sufriera daños a futuro, es decir, que con el tiempo se tiene el riesgo de perder la vista debido a que la alta radiación degrada las funciones principales de la vista.

Además de los ojos, la alta radiación también provocaría daños severos a la piel humana y con el riesgo de acelerar un cáncer en esta zona del cuerpo, por lo que se pidió extremar las precauciones sobre el uso de bloqueador solar al exponerse al eclipse solar.

Para las 13:20 horas, las míticas Pirámides del Sol y de la Luna ya estaban repletas de seguidores ataviados de blanco, con ceremonias ancestrales y con protección mínima de seguridad ya que, según sus creencias, la naturaleza debe sentirse a flor de piel y sin ningún tipo de limitantes.

“La madre naturaleza nos pide que seamos libres y que tengamos todo al descubierto, desde pisar descalzos este terreno sagrado, así como no cubrirnos de los rayos del sol”.


Enviado desde mi iPhone

Etiquetas Eclipse Teotihuacán

COMENTARIOS

MÁS Social