Novena semana en semáforo naranja para la CDMX, con nuevo plan para aislamiento de casos Covid



Ciudad de México.-En la CDMX la hospitalización de personas con Covid-19 se ha estabilizado (se redujo la velocidad de disminución de pacientes en los últimos 15 días) y por ello las autoridades capitalinas tomaron la decisión de quedarnos una semana más en semáforo naranja.



Pero aunque en la capital del país nos mantendremos por novena semana consecutiva en ese semáforo epidemiológico, para el periodo del 24 al 30 de agosto se permitirá ya la reapertura de teatros con un aforo controlado, y se fortalecerá el programa territorial de identificación y atención de casos Covid, el cual se amplía de 35 a 158 colonias donde se concentran un 41 por ciento de los contagios de toda la Ciudad.



En videoconferencia de prensa, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum insistió en que en los últimos días se perdió la velocidad en la tendencia de caída en contagios y hospitalizaciones, por lo que todavía se corre el riesgo de regresar al semáforo rojo.



Las gráficas que presentó la mandataria dan cuenta de 3 mil 992 personas en camas de hospitalización general y de terapia intensiva al pasado 19 de agosto, mientras que hubo un registro de 2 mil 503 ingresos y mil 690 altas hospitalarias.



Con esos datos, la jefa de gobierno dijo que en los últimos cuatro días se rompió la predicción de hospitalizaciones que se tenían consideradas en el semáforo epidemiológico.



Acompañada de la secretaria de Salud Oliva López, la mandataria dijo que como resultado del programa de intervención territorial para detectar casos Covid se ha detectado que hay una mayor dispersión de los contagios en las colonias, barrios y pueblos de la Ciudad.



Por ello, Sheinbaum anunció un nuevo Programa Territorial para la Detección y Aislamiento de Casos Positivos, con el cual se pasa de enfocar la atención en las colonias de más concentración de contagios a las comunidades con 10 o más casos de Covid, así como a las colonias colindantes a estas con cinco casos o más.



Esa estrategia permitirá la identificación de más casos para su aislamiento y cortar la cadena de contagios, llegando así a un 40.9 por ciento del total de casos positivos activos.



Además, en las colonias que ya llevan tiempo y que no salen de las colonias con Atención Prioritaria, se incrementará la vigilancia epidemiológica e incluso un mayor número de pruebas.



Pero en esas comunidades, como el Pedregal de Santo Domingo en Coyoacán, la Doctores en la Cuauhtémoc y pueblos de la Magdalena Contreras, incluso habrá vigilancia administrativa y policiaca en chelerías, pulquerías, tianguis, mercados, puestos y locales de comida preparada, además de operativos en el transporte público y presencia de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para inhibir el desarrollo de fiestas y de bares clandestinos.



La jefa de gobierno recordó que en la Ciudad hay mil 800 colonias y las 180 que tendrán atención especial representan un 10 por ciento del total de comunidades existentes en la capital del país.



En esas colonias se instalarán 70 quioscos de salud y se canalizarán a las personas sospechosas a centros de salud para realizarse pruebas de detección del coronavirus.



A los comerciantes de los tianguis y mercados ubicados en esas 180 colonias se les aplicarán pruebas grupales de Covid. Si un porcentaje de 20 por ciento o más de los oferentes resultan positivos se cerrarán esos centros de abasto y se aislará a las personas.



Los mercados que en este momento serán considerados para una primera intervención son el de La Merced, Hidalgo, Tacuba y Morelos, además de los tianguis de Magdalena Contreras y de Santo Domingo en Coyoacán.



Con otra semana en semáforo naranja, Claudia Sheinbaum dio a conocer que a partir del 27 de agosto reabrirán los teatros, con un aforo máximo de tan sólo 30 por ciento para espacios cerrados y de 40 por ciento del aforo en espacios abiertos.



En los teatros se deberán cumplir medidas obligatorias como el uso de cubrebocas para el público y durante toda la función; la duración máxima de la función será de tan sólo una hora y media; no estarán permitidas las bandas de viento; la banda sonora deberá estar grabada; se cancelarán las dos primeras filas de asientos, entre otras medidas.