Estoy harto de...



Ciudad de México.- Es verdad eso de ¡Ya Chole! Uno se cansa de “tanta pinche tont…’. Eso de que está dispuesto a declarar en la Fiscalía General de la República (FGR) sobre el video donde su hermano Pío López Obrador recibiendo una “cooperación’’, no “soborno’’, claro, para su lucha social antes que llegara a la Presidencia de la República es una charada.



Andrés Manuel López Obrador sabe que no será así: si el “autónomo e independiente’’ fiscal Alejandro Gertz Manero, nominado por él, por cierto, casi le besa los zapatos al mandar: “…que se difundan el video de Emilio Lozoya Austin…’’, donde no se ve que el extraditado entregue dinero alguno y así ocurrió.



Y aún más. Se difundió la declaración completa del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), que ahora lo niegan “todos’’ sus cuates de la anterior administración y por las que López Obrador, quiere empinar a los expresidentes, el expriista Carlos Salinas de Gortari “El innombrable’’.



Así como el panista Felipe Calderón Hinojosa “El ladrón de la silla presidencial’’ y Enrique Peña Nieto “El Copetón’’, este último también del casi extinto partido tricolor, como los ha calificado el “Rayito de Esperanza’’, lo que me hizo regresar al pasado, algunos que conocen a este servidor se acordaran.



Hace muchos años, pero muchos años… hubo en la procuración de justicia dos sujetos que tenían el “Don de la ubicuidad’’ y además “en todo gran escenario’’, llevaban por nombre clave “Pitufo’’ y sus generales era: José Salvador Puga.



Además “Jennifer’’, mejor conocido como Roberto López Nájera, a quienes la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR), los tomó como “testigos protegidos’’, quienes de “oídas’’ acusaron a diestra y siniestra a generales, servidores públicos, empresarios, industriales o ciudadanos acaudalados que se quería “afectar’’.



Así fue. Lo dejamos a la tarea de las conciencias. Pues bien,el ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz lo dijo fuerte y claro, el señor austero y republicano habitante de Palacio Nacional, cambió la “procuración e impartición de justicia’’, donde ni Gertz Manero, ni creo que tampoco “Lelo de Larrea’’, perdón, el ministro-presidente Arturo Saldívar, lo hagan.



Hay tantos problemas en México como la pandemia del COVID-19, que no acaba de terminar y su “enterrador’’ Hugo López-Gatell, sigue sólo contando muertos, porque somos gordos y la crisis de empleo y próximamente económica, que de verdad debe preocupar y ocupar, prefiera desviar su discusión, eso no tiene disculpa.



Para López Obrador el tema de la corrupción le da verborrea cerebral y de paso sigue fregando a los medios de comunicación, al acusar a periodistas y columnistas de lo mismo, de “chayoteros’’ y paleros de regímenes anteriores, no le negamos motivos, pero tampoco “somos su séquito de lamesuelas matutinos’’.



Ya chole pues.

COOMODATO



Su video del avión presidencial estuvo bueno. Pero mejor debería de aplicar lo breve de las “mañaneras’’, como lo hizo cuando estaba de gira y le preguntaron, sobre las “cochinadas’’ de su hermano Pío López Obrador y David León cuando el segundo estaba comisionado en Chiapas para “aceitar manos’’ y ayudar a la campaña de un tal AMLO.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).