Advierten sobre impacto ambiental de los patines eléctricos



Ciudad de México.- Una investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, reveló que la fabricación de los patines eléctricos tiene un mayor impacto ambiental diario de emisiones de gases contaminantes en comparación con otros medios de transporte.



El estudio detalla que la fabricación de los elementos de los scooter: el marco, las ruedas y la batería, y las compañías que se encargan de su distribución, carga y recolección contribuyen a una alta emisión de gases de efecto invernadero.



A pesar de que se ha promocionado como un transporte sustentable, se señala además que una de las principales implicaciones ambientales se relaciona con su ciclo de vida, pues comparado con otros transportes como coches, autobuses o bicicletas, los patines duran poco circulando: tan solo dos años, en promedio.



Sin embargo, el estudio también resalta que sustituir un automóvil por un scooter eléctrico y utilizarlo por más de dos años sí tiene un impacto positivo en el ambiente, pues esta acción contribuiría en la disminución neta de los impactos ambientales.



En México existen ya múltiples empresas que ofrecen el servicio de renta de scooters, pero también de bicicletas y bicicletas eléctricas.



Si bien es verdad que utilizar estos transportes alternativos ayuda, en cierta medida, a reducir la contaminación, en la Ciudad de México han surgido otros problemas con ellos, como el riesgo de moverse en una ciudad que fue diseñada para los automóviles.



En febrero de este 2019 un usuario de patín eléctrico de la marca Lime falleció tras ser arrollado por un taxi mientras circulaba por la Zona Rosa, en la capital del país.



Este hecho movilizó a las autoridades para regular el uso de estos patines, pero la SEMOVI dejó claro que es la empresa que ofrece el servicio la responsable de los daños que sus usuarios puedan sufrir.