| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Social

Refuerzan combate a adicciones. Hay en la Ciudad 143 mil dependientes de alcohol y drogas



Ciudad de México.-El gobierno de la Ciudad reforzará su estrategia de combate al consumo de drogas y alcohol, con más presupuesto para reforzar la cantidad de personal especializado, un nuevo modelo de atención en los Centros de Prevención y Atención de Adicciones (Capas) y la ampliación de horarios en esas instalaciones. Se busca incrementar al doble la cantidad de consultas y reducir la deserción que hoy es de 80 por ciento de quienes acuden a esos centros.



Como reto, las autoridades locales tienen el de abatir un consumo de alcohol y enervantes que entre 2008 y 2016 creció de 3.5 a 7 por ciento y que hoy mantiene a 83 mil capitalinos dependientes del alcohol, así como a 60 mil por drogas, todos en edades de entre 12 y 65 años.



Esta mañana, la jefa de Gobierno encabezó una conferencia junto con Oliva López, secretaria de Salud; Esthela Damián, titular del DIF, y Beatriz Olivares, directora del Instituto de la Juventud, quienes detallaron el programa de atención a las adicciones que iniciará en marzo.



De entrada, el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA) duplicará su presupuesto este año, al pasar de 50 a 114 millones de pesos. Los recursos extras se utilizarán para contratar a 236 psicólogos, trabajadores sociales, psiquiatras, talleristas y médicos. La intención es tener una plantilla laboral de 511 de profesionistas en esos Capas.



El nuevo modelo de atención considera respetar la libre autodeterminación de la persona, disminuyendo riesgos a la salud por el consumo. Se ofrecerán servicios de atención médica, psicológica, psiquiátrica, así como sesiones de sensibilización y talleres psicoeducativos impartidos por agentes de cambio que viven en la zona. También se realizarán pruebas rápidas para detección de VIH, hepatitis, sífilis y la eventual canalización a la Clínica Condesa.



Este esquema de atención se diferencia del modelo tradicional, pues este último busca un consumo moderado y/o abstinencia; la detección temprana del consumo de sustancias psicoactivas; la intervención preventiva para evitar la dependencia; la identificación de factores de riesgo; el diagnóstico, la atención individual y familiar; así como un programa de tratamiento particularizado.



Tanto el nuevo modelo como el tradicional coexistirán en los Centros de Prevención y Atención a las Adicciones, los cuales ampliarán su horario, que originalmente solo era por las mañanas. Hoy atenderán de 8:00 a 15:00 horas y de 15:00 a 20:00 horas, incluidos los fines de semana.



Oliva López dijo que el año pasado se brindaron 15 mil consultas a una 2 mil 500 personas; con esta nueva estrategia se busca duplicar ese servicio e incluso la secretaria de Salud habló de un escenario en donde pudieran brindarse hasta 6 mil consultas por semana.



En este plan intervendrá el Instituto de la Juventud, a través del programa Jóvenes Unen al Barrio que consiste en la entrega de una beca mensual de 3 mil pesos a igual cantidad de beneficiarios.



Los becarios se comprometen a promover la inclusión y la reinserción social dentro de sus comunidades. Esos apoyos se otorgarán preferentemente para quienes vivan en alguna de las 333 colonias, barrios y pueblos de bajo índice de desarrollo social y altos índices de violencia.



Los beneficiarios para permanecer dentro del programa deberán cubrir 120 horas de actividades mensuales; en el caso de impulsores y generadores realizarán 192 horas mensuales, realizando diversas acciones que el programa les requiera. Habrá 140 becas para generadores, por 3 mil 500 pesos, y 70 para impulsores por 6 mil pesos.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Social

Facebook
Twitter
WhatsApp