| 

Justicia

Ocho empleados de Pemex suspendidos por presunto robo de combustible

Ciudad de México.- Ocho trabajadores de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) fueron suspendidos por su presunta participación en el robo de combustible, informó la empresa, que sufre pérdidas millonarias desde hace años por esta clase de hurtos en los que participa el crimen organizado.

"Pemex llevó a cabo una investigación, en coordinación con la Empresa Productiva del Estado, que permitió detectar la presunta participación de varios trabajadores asignados al Sector Ductos Minatitlán", en el peligroso estado de Veracruz (este), indica un comunicado de la petrolera.

Así, la Secretaría de la Función Pública "suspendió de su cargo a ocho servidores públicos" de Pemex, quienes "presuntamente participaron en el robo de hidrocarburos", añade.

Según las primeras investigaciones, estos funcionarios "forman parte de una red organizada que, de manera reiterada, manipulaba y alteraba las válvulas de seccionamiento (...) con el fin de apoderarse de manera ilegal de hidrocarburos en detrimento del patrimonio de Pemex", aseguró la petrolera.

Pemex, la gigantesca empresa que controla el sector energético en México, ha sido afectada en años recientes por el robo de combustible, una actividad en la que están involucradas bandas del crimen organizado que también se dedican al narcotráfico, extorsiones y secuestros.

A mediados del año pasado, Pemex dijo a la AFP que los robos le han costado unos 2, 410 millones de dólares, sin precisar en qué lapso ha sufrido esta pérdida económica.

La petrolera estatal, cuyos ingresos representan alrededor del 16% del presupuesto público, reportó una pérdida financiera de unos 18,000 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado.

Veracruz es uno de los estados más afectados por la violencia del crimen organizado por las cruentas disputas entre el cártel del Golfo y Los Zetas.

Aunque el robo de combustible es frecuente en esta zona, también lo es en el céntrico estado de Puebla o Guanajuato.

En octubre del año pasado, 12 personas murieron en aparentes ajustes de cuentas entre bandas dedicadas al robo de combustible en Puebla, mientras en agosto, un empresario gasolinero fue detenido tras varios operativos de la Marina de México en lujosos barrios de Puebla por sus presuntos nexos con redes de robo y venta de combustible.

Con frecuencia, las tomas clandestinas de combustible han provocado explosiones, provocando en algunas ocasiones la muerte de personas. (AFP)

Etiquetas PEMEX Huachicol Robo Hidrocarburos

COMENTARIOS

MÁS Justicia