Líderesas mundiales alertan sobre mayores impactos negativos para mujeres por el Covid19



Ciudad de México.- Las mujeres son el grupo que enfrenta el impacto más adverso ante la pandemia del covid-19, pues con la crisis se ha agravado la violencia de género, el desempleo, cargas de trabajo en el hogar y el cuidado de los hijos, coincidieron mujeres líderes de congresos en el mundo.



Durante la treceava cumbre de Presidentas de Parlamento, manifestaron la necesidad de reforzar políticas públicas desde los Congresos en favor de ellas.



“Eliminando todas las formas de discriminación en la ley, identificando o retirando o enmendando toda la normativa de legislación discriminatoria, introduciendo una nueva legislación si es necesario. Invito a todas las presidentas de los parlamentos se comprometan a reformas legislativas en sus respectivos países y así podemos empezar”, destacó Gabriela Cuevas, presidenta de la unión interparlamentaria.



Gabriela Cuevas refirió que en el mundo, 27 estados tienen menos del 10% de la representación de mujeres en congresos o cámaras parlamentarias, lo cual refleja el lento avance de la incursión de las mujeres en la política.



“El porcentaje de parlamentarias en el mundo pasó del 11% a 25% en los últimos 25 años que es casi una generación, presidentas son menos del 20% de todos los presidentes de parlamentos y jefes de Estado de gobierno son mujeres sólo son del cinco al 6% de dirigentes nacionales del mundo”.



Todas las líderes parlamentarias coincidieron en que las políticas redactadas sin atender la perspectiva de género son menos eficaces, por lo que es indispensable incluirlas.



“Los informes de las naciones unidas han comprobado que las políticas redactada sin atender la perspectiva de género son menos eficaces. Aquí en Japón hemos aprendido del pasado en las respuestas de desastres naturales y ahora insistimos incluir ciertas perspectivas de género en toda medida de planificación en situaciones de desastre”, destacó Akiko Santo, presidenta de la Cámara de Consejeros de Japón.



Además, mencionaron que garantizar el acceso a las nuevas tecnologías, ayudará a disminuir la brecha de desigualdad entre los géneros.



“La visión es que las mujeres sean parte del cambio, como empresarias, como programadores, inversoras de tal forma que haya una tecnología más sensible al género y sin desigualdades estructurales. Si hay acceso a los servicios digitales, las mujeres podrán estar mejor empleadas”, afirmó Anu Vehvilainen, presidenta del parlamento de Finlandia.



“Incidir en las políticas de inclusión desde la infancia y en presupuestos de respuesta a la crisis con perspectiva de género y multisectoriales como a las mujeres y las niñas deben de tener un papel central en la recuperación económica para que ésta sea más rápida y eficaz”, dijo Mónica Fernández, presidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente.