La señora presidenta doña Olga ahí va



Ciudad de México.- La ministra en retiro Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas, como se presentaba con los reporteros de la fuente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no cambia. Sigue cometiendo cada “yerro’’ como cuando ella misma cambiaba el sentido de sus proyectos de sentencia o de plano los retiraba.



Quienes la conocemos, no por amistad sino por interés periodístico desde enero de 1995 cuando llegó a ocupar un asiento como forjadora de las luchas de las mujeres, cuando los espacios eran pocos y dejar su lugar en “retiro’’ en noviembre de 2015, sabemos que muchas veces riega el tepache.



Como vicepresidente, porque ese es el nombre real que debería aplicar, aunque en México siempre estamos “simulando’’ o cambiando la esencia del verbo como no decir enano, sino “persona con talla diferente’’. ¿Acaso es un pescado? ¡Homosexual de acuerdo con su gusto: “LGBT….’’ y quien sabe que más, una semana al frente y es la misma.



Del huésped de Palacio Nacional no se sabe mucho. Y para muchos mexicanos, sobre esos todos, los que le tiran todos los días “fifís’’, “conservadores’’ u lo que sea, les debe importar más que le vaya mal y otro tanto, creo que ni le interesa. Es cuestión de Estado y son todos sus “cuates’’ que invitó a gobernar a quienes les debe preocupar.



Porque en caso de que le ocurra algo. Que no es el deseo, les prometo. Se van a dar con todo y ¿obvio no? Como dicen los “fifís’’, será parecido a lo que ocurre con la dirigencia nacional, estatales y municipales de Morena, donde todos quieren hacer valer su “derecho de piso’’: los más maleantes a sus “heráldicos’’: los encuellados.



Pues bien, ahora doña Olga María del Carmen Sánchez Cordero Dávila, como se hace llamar, ha sido tan “ternurita’’, lo digo así porque debe ser la más enterada del país, es la ministra de los asuntos del interior. Ustedes creen que un priista hubiera dicho que “el presidente se está recuperando en su casa…’’.



Cuando estaba en Palacio Nacional, donde se echaba su primer “mañanero’’. Los del PRI, simplemente hubieran respondido si se les daba la gana que se daría información “oficial’’ o de plano hablar a tu medio para que te dieran un “jalón’’, pero de orejas si bien te iba.



Lo que sigue ocurriendo igual en la 4T no son tan impíos he.



Bien hace Doña Olga, solo así para que se reconozca y no cambie. Antes orgullosa de García Villegas hoy a secas Cordero Dávila, es el problema de todos los de transformación de cuarta, todos cambiaron, ya se bañan, se rasuran, comen bien, pagan colegiaturas, viajan en automóvil.



Antes de eso. Los que robaron “poquito’’ estando en otros partidos ahí la llevaron. Los que no pudieron nadaron de “a pechito’’ y juegan su partida de póker. Extienden los brazos, arquean y con las manos jalan todo lo que se encuentre en la mesa.



Ya verán cuando este sainete de cuarta tenga el adelanto el próximo 6 de junio, veamos su comportamiento. Van a resultar vírgenes, impolutos y redentores y querrán voto por voto, casilla por casilla.



La mugre la metieron debajo de la alfombra. No han limpiado nada, pues ni siquiera hay “un maestro limpio’’, todos estamos jodidos por el Covid-19.



¡Suerte Doña Olga! Extrañamos cuando nos litigaba un “trago’’ en los brindis de los reporteros cortesanos, claro.

COMMODATO



El hermoso estado de Quintana Roo y sus paraísos de Cancún (Benito Juárez), Playa del Carmen (Solidaridad), Bacalar, Chetumal (Othón P. Blanco), están volviendo a la prohibición de todo. Por valemadristas, claro.



Estamos siguiendo el ejemplo de la Ciudad de México. Los que han perdido seres queridos por su indolencia, que no culpen a nadie. El Covid-19 es como el SIDA.



Solo se requiere una vez.



Los dos matan lentamente.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).