La orden de cerrar la Basílica de Guadalupe fue del Gobierno de AMLO



Ciudad de México.- La decisión de cerrar la Basílica de Guadalupe del 10 al 13 de diciembre para los festejos guadalupanos fue del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, coincido como AMLO, y no cómo se informó por “consenso pleno y sin presiones” en la conferencia de prensa en la que participaron autoridades eclesiásticas y civiles de la Ciudad de México (CDMX).



El rector de la Basílica de Guadalupe, Salvador Martínez Ávila, había presentado un protocolo para la celebración de los festejos de la Guadalupana y éste fue aceptado por el alcalde de Gustavo A. Madero, Francisco Chiguil Figueroa, y por la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.



Este consistía en evitar aglomeraciones para lo cual se le daría entrada por una puerta a los fieles para pasar por la banda saludar a la Vigen y salir por otra puerta, no se permitiría la permanencia en el atrio ni al interior de la Basílica, ni en las calles aledañas.



Sin embargo, el pasado domingo se publicó una entrevista con el rector de la Basílica en el periódico El Universal donde expuso el protocolo acordado de prevención y advirtió que este cambiaría sólo si el semáforo en la CDMX estaba en rojo. Los señalamientos del rector molestaron a las autoridades federales y capitalinas.



Aunque se asegura que el jueves de la semana pasada se habían reunido las autoridades eclesiásticas y las civiles para plantear la estrategia a seguir, esa entrevista molestó al Gobierno de AMLO y en especial a Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, quien desde finales de octubre había dado a conocer su opinión sobre estos festejos, el desplazamiento de peregrinos y fieles desde distintos puntos del país a la Basílica el 12 de diciembre. “Puede ser un evento de altísimo contagio”, dijo el vocero de la pandemia.



En su cuenta de twitter, el subsecretario señaló que sería “una experiencia de potencial propagación del COVID-19 que lamentablemente podría revertir el éxito que se tiene en 20 entidades federativas, actualmente en fase descenso”.



Y recordó que hasta el 28 de octubre se tenía conocimiento que la celebración de la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre se realizaría de forma remota.



Después de la entrevista publicada en El Universal se apresuró la decisión de hacer público el cierre de la Basílica por lo que el cardenal Carlos Aguiar Retes llamó al rector del santuario, Salvador Martínez, para informarle que los festejos se cancelarían.



Nada nuevo se dijo en la conferencia sobre el operativo a implementarse esos días para evitar el arribo de peregrinos, las preguntas se evadieron y se afirmó que en los próximos días se daría a conocer.



Este lunes, en un comunicado conjunto la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Arquidiócesis de México, la Basílica de Guadalupe y el gobierno de la Ciudad de México informaron el cierre del 10 al 13 de diciembre el templo Mariano, que recibe casi 10 millones de fieles al año y tan sólo en los festejos guadalupanos más de 5 millones.



El cierre de la Basílica la coloca en una situación económica difícil porque se han cancelado cientos de peregrinaciones de marzo a diciembre de este año.

Fallo de la SCJN



Hay que estar al pendiente de lo que decida la Suprema Corte de Justicia de la Nación este miércoles sobre el amparo interpuesto por el ex sacerdote Alberto Athié, quien solicitó conocer las diligencias que se realizan contra el cardenal Norberto Rivera Carrera denunciado penalmente por ocultar los casos de 15 sacerdotes pederastas.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.