La altanería del fiscal



Ciudad de México.- La altanería del titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, evidencia lo ríspida que será la relación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con la administración del demócrata Joe Biden, quien hoy asume la presidencia de Estados Unidos.



En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el fiscal mexicano sostuvo que las autoridades estadounidenses se “rajaron” al desistirse de las acusaciones en contra del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda.



Incluso, retó a la DEA a un enfrentamiento en tribunales internacionales para demostrar a quien asiste la razón jurídica.



Las palabras utilizadas por Gertz Manero en la entrevista tienen el mismo sentido que las que utiliza el presidente López Obrador cuando sostiene que la DEA “fabricó”delitos.



La bravuconería del gobierno mexicano en nada ayuda a la relación bilateral. Por el contrario, podría traer consecuencias inmediatas en la colaboración en el combate a la delincuencia organizada, particularmente tratándose del narcotráfico.



TE PUEDE INTERESAR: Al diablo las instituciones de EU



Si bien Biden tiene otras prioridades al inicio de su gestión –el combate a la pandemia, sacar a flote una economía que se sostiene con alfileres y lograr la concordia en un país dividido--, también es cierto que estará pendiente de los movimientos del gobierno mexicano.



Al apostar por Donald Trump, el presidente López Obrador elevó el nivel de negociación con el hoy mandatario estadounidense, Joe Biden, a quien reconoció después de dos meses de haber ganado la elección presidencial.



El gobierno mexicano debe entender que si bien el respeto a la soberanía y a las decisiones internas deben imponerse –lo cual no sucedió en los dos primeros años del gobierno de López Obrador, quien se arrodilló ante Trump--, no es con bravuconerías como se debe sostener la relación bilateral.



Es válido que el mandatario mexicano demande que Estados Unidos detenga el tráfico de armas y busque terminar con la Iniciativa Mérida, que es una colaboración en especie que hace a México nuestro vecino del norte.



Sin embargo, nuestro país tiene que ser cuidadoso. Ridiculizar a la DEA, a los fiscales y a la jueza Carol Amon, como lo hace Gertz Manero, podría no gustar mucho en Estados Unidos.

  • Mauricio Juárez

    Mauricio Juárez

    Licenciado y maestro en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Trabajó como reportero en los periódicos El Nacional, La Crónica y Milenio, cubriendo asuntos políticos. En el gobierno federal ha sido subdirector de Información del Instituto Nacional de Migración; subdirector, director y director general adjunto de Información de la Secretaría de Gobernación. En el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se desempeñó como jefe de la Unidad de Difusión y Planeación de la Coordinación de Comunicación Social.