| 

Social

Entre pintas, quemas y consignas, mujeres unidas exigen legalizar el aborto a nivel nacional



Ciudad de México.-La Marea Verde sacudió esta tarde al centro de la capital, entre pintas, quemas y consignas para despenalizar el aborto en las 30 entidades que restan del país tras la reciente aprobación del aborto en Oaxaca, entidad que armonizó dicha ley con la CDMX.



Desde las 16:00 horas, en el Monumento a la Madre cientos de mujeres se aglutinaron para iniciar la manifestación rumbo al Zócalo de la capital en el Día Internacional de la Despenalización del Aborto, bajo la demanda de extender a nivel nacional el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.



La aprobación en lo general de la reforma para despenalizar el aborto en Oaxaca el pasado jueves, se sintió en las protestas de este sábado en mujeres que como Daniela, fueron acompañadas por sus hijas, hermanas y madres.



"Es una decisión díficil pero propia que deben tener todas las mujeres", señaló la joven de 27 años, quien se detuvo por unos minutos junto con un contingente a la altura del antimonumento de los Feminicidios, ubicado en Avenida Juárez. En éste, las mujeres con pañuelo verde en mano, señalaron al Estado como actor principal de los feminicidios, asegurando que la justicia y seguridad para las mujeres no son hechos aislados en esta marcha.

Somos malas y podemos ser peores



Paralelamente las pintas y quemas en edificios de la avenida Paseo de la Reforma se hicieron presentes, una de las que más llamó la atención fue registrada en la Cámara de Comercio Local, pues mientras algunas activistas señalaban que era innecesario dañar ese edificio, que nulamente se relaciona con las protestas, otras sólo con consignas apoyaron los hechos.



"Somos muy malas y podemos ser peores", se escuchó a modo de coro mientras las mujeres encapuchadas continuaban dañando la entrada del edificio ubicado en Paseo de la Reforma #42.



Pese a la presencia de uniformadas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para resguardar las inmediaciones y a las propias manifestantes, nada pudieron hacer para evitar los daños en las paradas del Metrobús de L7, y posteriormente la entrada de la Catedran Metropolitana. Al contrario, recibieron insultos y otras más fueron mojadas con pistolas de agua de las encapuchadas.



La marcha culminó con un mitín que abarrotó la explanada del Zócalo y reafirmó el poder de convocatoria de las mujeres, quienes en esta ocasión fueron exigentes en la forma de cobertura de la manifestación: no hombres camarográfos, no fotográfos ni reporteros.



Foto: ObturadorMX / Verónica Ramírez







Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Social