| 

2018

Entre descalificaciones y falta de política migratoria, presidenciables coinciden en reforzar relación con EEUU y aumentar salario

Ciudad de México.-En el segundo debate presidencial los candidatos dejaron las propuestas para el último momento y agotaron sus tiempos en reiterar ataques e insultos, dejando de lado la política internacional más allá de la frontera con Estados Unidos de América.

Los temas en que coincidieron Andrés Manuel López Obrador, abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia”; Ricardo Anaya, candidato de “Por México al frente”; José Antonio Meade, postulado por la coalición “Todos Por México”; y Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco”, fueron el aumento al salario mínimo y llevar a buen puerto las relaciones con el país vecino.

A pesar de que resultó más dinámica la segunda propuesta aprobada por el Instituto Nacional Electoral (INE), faltó mayor seguimiento de los moderadores Yuridia Sierra y León Krauzea a las preguntas que los seis miembros del público ciudadano pudieron plantear a los cuatro candidatos presidenciales.

Los cuestionamientos se enfocaron en materia de política migratoria, integración migratoria, relación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), apoyo a dreamers, aumento salarial y protección fronteriza.

“Es mucho el deterioro, para tener una idea clara en 1988, con un salario mínimo alcanzaba para comprar 50 kilos de tortilla, ahora alcanza para seis kilos de tortilla”, fue el argumento de López Obrador al ser cuestionado por el aumento salarial.

“En la franja fronteriza vamos a aumentar al doble el salario mínimo y no ganan precisamente dos veces más los trabajadores de Estados Unidos con relación a los trabajadores mexicanos”, dijo el tres veces aspirante presidencial.

El abanderado del Partido de la Revolución Institucional (PRI), planteó una mayor inversión al sur del país, donde se ubican los estados más afectados por la pobreza.

Al criticar la propuesta nacionalista de López Obrador, argumentó que cerrar la economía provocará la pérdida de empleos y sería como regresar a 1988.

“Hace 30 años, México vivía grandes periodos de escasez, nos quedamos sin azúcar, sin pasta de dientes. Mi papá trabaja en Comercio Exterior y se buscaba quién surtiera el desabasto… hemos cambiado mucho desde aquella época, la inversión y el comercio nos ha ayudado. Ahora podemos viajar en autopistas”, abundó Meade.

El candidato panista, aseguró poder aumentar a 100 pesos el salario mínimo y apoyo jurídico a migrantes a través de los consulados.

Por su parte, Jaime Rodríguez argumentó que “nadie en este país con 100 pesos la libra”, pues se necesitarían al menos 355 pesos para vivir dignamente.

Los insultos

A Anaya le llovieron descalificación por parte del puntero en las encuestas, ya que en más de dos ocasiones López Obrador no dejó pasar la oportunidad para llamar al ex líder nacional del PAN, “corrupto”, hipócrita y la denostación que fue más viralizada en redes sociales “Ricky Riquín, canallín”.

Dichas denostaciones las emitió AMLO tras ser señalado por generar incertidumbre económica y haber dejado al entonces Distrito Federal de 3.54 por ciento en 2000 al 5.57 por ciento de desempleo cuando ocupó la Jefatura de Gobierno, acción que negó el morenista.

La réplica volvió cuando el ex perredista mostró la investigación internacional vigente en contra de Anaya por recursos de dudosa procedencia, portada presentada en la revista Proceso, así como las críticas por radicar en Atlanta y no conocer las necesidades de inmigrantes.

El abanderado del Frente no contestó nada respecto, pero cuestionó que él hijo del morenista haya realizado estudios fuera de México, rompiendo con la coherencia del ideal nacional de AMLO, y a su vez calificando como hipócrita a Meade por ocultar que estudió fuera del país.

El golpe final del aspirante de la coalición PAN, PRD y MC fue criticar la falta de actualización del candidato de Morena.

Cabe destacar que especialistas en materia de relaciones internacionales criticaron la falta de fondo en las propuestas de los cuatro candidatos, así como el olvido de las relaciones económicas y tratados en la Unión Europea, la posición de confictos en Medio Oriente, y las recientes problematicas en Venezuela y Nicaragua.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018