La anunciada traición del PRI

AMLO, por una reforma electoral a modo

La anunciada traición del PRI. Nada extraño resulta que el PRI traicione a la alianza opositora y ahora se esté doblando ante Andrés Manuel López Obrador.

Los expedientes que el gobierno tiene de dirigentes de ese partido lo obligan a romper la alianza opositora e hincarse ante la llamada Cuarta Transformación.

Aprobar la militarización del país con la Ley Orgánica de la Armada de México es la primera señal de que se inclinará por apoyar a López Obrador.

Con esa reforma, la Secretaría de Marina podrá hacer funciones policiacas, a lo que en el discurso ese partido se había negado.

La anunciada traición del PRI

La segunda señal es la invitación para que el gobernador de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz, ocupe la embajada de México en España.

Eso es parte del paquete de negociación para que el vetusto partido apruebe próximas reformas que interesan al presidente.

El PRI se desdibuja cada vez más, lo mismo que el PAN que se quedará como novio plantado en plena boda.

El blanquiazul impulsó la alianza Va por México y lo empiezan a bofetear, porque el tricolor prefiere casarse con la llamada Cuarta Transformación.

Se esperaba que más temprano que tarde el PRI traicionara a la alianza opositora. Su sobrevivencia política está en riesgo y saben que López Obrador puede destrozarlo.

Los dirigentes actuales de ese partido saben que no tienen un pasado limpio y sus expedientes pueden ser públicos en cualquier momento.

El coordinador de los diputados priistas, Rubén Moreira, ya fue señalado por el presidente por haber recibía recursos de Alonso Ancira.

Entregar votos a cambio de sobrevivir

El PRI deberá entregar sus votos para que el Presidente imponga su agenda política los próximos tres años.

Desde hace mucho ese partido perdió la dignidad que sólo se puede tener con dirigentes honestos, algo que no es común en ese instituto político.

Las reformas que pretende impulsar el Presidente para el último trienio de su gobierno pasan necesariamente por un partido.

En vías de extinción, el tricolor buscará no desaparecer. Para ello, será la comparsa, por las buenas o por las malas, del gobierno.

Alejandro Moreno, presidente priista, y el propio Moreira han sido señalados por presuntos actos de corrupción cuando fueron gobernadores y quieren evadir cualquier responsabilidad penal.

El PRI no tiene salida. O hace lo que dice López Obrador o su destino será su desaparición.


TE PUEDE INTERESAR: Refuerzan la Secretaría de Gobierno CDMX

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.