¿De qué paz habla la secretaria de Seguridad?

La reforma eléctrica podría acabar con el PRI

¿De qué paz habla la secretaria de Seguridad? La secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, soltó una frase en su comparecencia en el Senado: “no venimos a ganar la guerra, venimos a ganar la paz”.

Así respondió a Lily Téllez, senadora panista que reclamó los pocos resultados que en materia de seguridad ha dado este gobierno.

Y también lo complaciente que es la administración de Andrés Manuel López Obrador con los cárteles del narcotráfico.

Conocedora de los medios de comunicación, Rodríguez sabía que esa frase sería “la nota”.

Iba preparada para soltarla, porque opacaría cualquier intento opositor por dar al traste con su comparecencia.

Sin embargo, no reparó en que es una copia de la de Enrique Peña Nieto: “no venimos a administrar, sino a transformar a México”.

El entonces Presidente dijo eso al presentar el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

¿De qué paz habla la secretaria de Seguridad?

Ese programa, que también buscó atacar las causas de la violencia, fue despreciado por la administración de López Obrador.

Lo desechó, como hizo con todos los avances de anteriores gobiernos, más por una cuestión de rencor y odio que los resultados que ofrecieron.

Fue sustituido por Jóvenes Construyendo el Futuro que, según el gobierno, ataca las verdadera las causas que generan la violencia, con nulos resultados.

Rodríguez dijo en el Senado: “llevamos ya varias administraciones que han intentado resolver el problema de inseguridad únicamente con el uso de la fuerza”. 

“La diferencia es que en esta administración estamos atacando las causas que generan la violencia”.

Y agregó que “sí es bueno aspirar a que en México haya más abrazos y menos balazos, pero es un trabajo de todos”. 

¿De todos? ¿En un país de un solo hombre?

López Obrador gobierna desde sus conferencias matutinas y no escucha absolutamente a nadie. Las decisiones son unipersonales.

En casi tres años, este gobierno ni reduce los niveles de violencia y mucho menos logra pacificar al país.

Ese fue uno de los compromisos que permitió ganar a López Obrador la Presidencia de la República.

La comparecencia de Rodríguez

La comparecencia de Rodríguez pudo haber sido positiva si hubiera tenido que informar cómo va la vacunación contra el Covid en los estados fronterizos.

Tarea que le encargó el Presidente y que la ha distraído de su responsabilidad de combatir la inseguridad en el país.

Pero hablar de seguridad en el Senado, salvo por información y estadísticas que llevaba por escrito, nomás no se le da.

Alardear ante los senadores las reuniones matutinas de seguridad, mismas que no ofrecen resultados, es muy poca cosa.

Es evidente que esas reuniones no solo no dan resultados, sino representan una pérdida de tiempo, porque la gente no está ni se siente segura.

La violencia no cesa y ahora, incluso, se empieza a hablar de terrorismo.

¿Qué resultados presume Rodríguez?


TE PUEDE INTERESAR: La 4T privatiza las calles de la CDMX


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.