AMLO como pez en el agua en 2022

La reforma eléctrica podría acabar con el PRI

AMLO como pez en el agua en 2022. Medir su popularidad y presumir que derrotó a sus “adversarios”, es el propósito de la revocación de mandato que impulsa el presidente López Obrador para 2022.

Estar en campaña permanente es el estado natural y en el que se siente más cómodo el tabasqueño.

No importa que los homicidios vayan en aumento ni que haya más feminicidios; tampoco que el narcotráfico amenace a periodistas y medios de comunicación.

Lo que realmente importa en Palacio Nacional son las elecciones. El próximo año habrá revocación de mandato y se elegirán seis gobernadores.

López Obrador andará como pez en el agua. Nada lo detendrá para seguir en campaña y utilizar las conferencias matutinas para lograr sus objetivos.

AMLO como pez en el agua en 2022

Estarán en disputa Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca, y el Presidente aspira, al menos, a ganar cuatro.

Morena, su partido, tiene posibilidades de triunfo en Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca; es decir, podría arrebatarle dos gobiernos al PAN y dos al PRI.

Así tendría 20 entidades federativas, cuyos gobiernos actuarían –como lo hacen quienes ya gobiernan– como súbditos del inquilino de Palacio Nacional.

Es decir, será un año de intensa política electoral. López Obrador apoyará a los candidatos de su partido desde su propia campaña para refrendar su mandato.

Sabe que no tendrá problemas para ganar en marzo, cuando se tiene contemplada la elección para la revocación de mandato.

Echará a andar todo el aparato del gobierno y de Morena para que haya una copiosa votación y no sea un desastre como la consulta para enjuiciar a los expresidentes.

Disyuntiva opositora

La oposición está en una disyuntiva: trabajar porque se vaya López Obrador o hacer el vacío. Como quiera, el Presidente siempre los tiene en jaque.

En cualquiera de los dos casos, López Obrador los obligará a entrar al terreno que más conoce y que más le gusta: la campaña.

Ahí, nuevamente los derrotará sin necesidad de un gran esfuerzo. Los arrinconará con el discurso anticorrupción y los hará pedazos.

El Presidente goza de alta popularidad y esta no se diluirá en unos meses. Ayer, Consulta Mitofsky reportó 57.5 de aprobación al mandatario.

López Obrador nuevamente ganará y como suele hacerlo todas las mañanas, se burlará de sus “adversarios”.


TE PUEDE INTERESAR: Ratifican a titular de la CDHCMX por 4 años más


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.