Trabajadores del bosque demandan al gobierno de la ciudad

Casi 400 beneficiarios del programa "Altépetl Al Cuidado del Bosque" buscan que el gobierno capitalino les reconozca como trabajadores para obtener mejores condiciones laborales.

Fotografía: Sindicato Nacional de Trabajadores de los Pueblos Originarios al Cuidado del Bosque

390 integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de los Pueblos Originarios al Cuidado del Bosque presentaron, el pasado jueves 11 de enero, una demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, para exigir el reconocimiento de su relación laboral con el gobierno de la Ciudad de México.

Se trata de brigadistas forestales, adscritos al programa Altépetl de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) y la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (CORENADR), instancias también apeladas en la demanda.

La demanda busca mejorar las condicionas laborales de alrededor de 4,500 personas que integran las brigadas de «Bienestar para el Bosque», uno de los componentes del Altépetl, que bajo la figura de beneficiarios de un programa social, no cuentan con seguro social, vacaciones y tampoco generan antigüedad.

Estas brigadas realizan labores de vigilancia, reforestación y combate a incendios en los bosques de las alcaldías Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta, Cuajimalpa y Álvaro Obregón; a través del programa Altépetl, perciben un ingreso de seis mil pesos, pero sólo durante un periodo de diez meses.

Ramiro Ávila, asesor jurídico del sindicato, detalló en entrevista para Capital CDMX que la ley establece tres condiciones para el reconocimiento de una relación laboral:

«Primero, que se preste un servicio, que la persona que se considera como un empleado o trabajador esté prestando un servicio, lo cual están haciendo ellos, que es ir a sembrar árboles para que se genere oxígeno. La segunda premisa es que exista un salario, que existe. Ellos lo disfrazan de que es un apoyo, pero en la práctica es un salario. Y la tercera premisa es que exista una subordinación, ya sea con el gobierno o un particular.»

Ávila, explicó que el proceso iniciado con esta demanda puede durar al menos un año hasta que el Tribunal emita una resolución, que en caso de ser favorable, le otorgaría a las y los brigadistas su nombramiento como trabajadores del gobierno. No obstante, esta resolución podría ser impugnada a través de juicios de amparo, demorando aún más el litigio.

Además, estimó que el periodo más tardado del proceso podría ser el cumplimiento de la sentencia por parte del gobierno capitalino. Aseguró que esta es la primera de varias demandas ya que brigadas de otras comunidades se están sumado a la iniciativa.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de los Pueblos Originarios al Cuidado del Bosque se constituyó en septiembre de 2022 para mejorar sus condiciones laborales; las cuales fueron en detrimento con la llegada de la actual administración, que si bien, aumentó el ingreso que perciben por las actividades que realizan, redujo prestaciones importantes que repercuten en su calidad de vida tras modificar la figura de «trabajadores eventuales» bajo la que eran contratados y contratadas en los gobiernos anteriores.

Contrario a lo que esperarían de un gobierno que dice representar la izquierda, debería velar por la dignidad y los derechos de la clase trabajadora.

En palabras de Ramiro Ávila:

«Extrañamente cuando llegan los gobiernos de izquierda, les socavan sus derechos, ya no son trabajadores, son beneficiarios de un programa.»

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días