Vámonos a tremenda Corte

Ciudad de México.- El jefe del Ejecutivo sigue en el callejón de los lamentos con su séquito de cuarta y dice no ser autoritario, pero sí amenaza en cambiar el nombre de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a “Suprema Corte de Derecho’’, si le tiran la Ley Eléctrica, caso que llegará a fin de cuentas al máximo tribunal constitucional.

Como sea, los 11 ministros de la SCJN, incluyendo su actual presidente, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, se encuentran en una encrucijada como nunca se había suscitado en un amenazador ámbito político, solo faltaría que por decreto desaparezca al máximo tribunal de justicia.

Andrés Manuel López Obrador cree que los mexicanos no tenemos memoria y que tardamos tanto en hilar ideas como él en sus conferencias mañaneras, que más bien son pláticas que deberían ahorrarse, pero desde ahí amenazó que si los ministros declaran inconstitucional la Ley Eléctrica serán parte de la “Suprema Corte del Derecho’’.

Y va más allá, al amagar con una reforma constitucional que nos lleve a la época del priismo, partido de donde salió y después lo abandonó para “tropicalizar’’ como buen tabasqueño la izquierda que la ha pintado de diferentes colores en su necio camino por gobernador.

Sus neuronas parecen atrofiarse más cuando le dicen un “no’’, el ministro-presidente de la SCJN y también del Consejo de la Judicatura Federal (CJN), a donde remitió la carta que le envío López Obrador “insultando’’ con calificativos nada honorables al primer juez federal que otorgó el primer amparo, no es garantía.

Puede ser posible como dicen los doctos de derecho que saben y han emitido sus opiniones, que se haya extralimitado el impartidor de justicia en extender el beneficio a otros más en automático, cuando el recurso de amparo solo protege a quién lo solicita, al no ser que sea un amparo colectivo, que eso sería otro cantar.

Pero las huestes de Presidente en redes que descalifican al doctor constitucionalista malogrado, Ignacio Burgoa Orihuela y le endilgan el título de “Rey del Amparo’’ como si fuera un delincuente, cuando él lo utilizo en todo momento, precisamente por su esencia para atacar el “abuso de autoridad’’ a la que todos tenemos derecho.

El juez federal ya dio su fallo. Ahora en 10 días tanto la Consejería Jurídica de Presidencia como el Congreso de la Unión pueden presentar el recurso de revisión, que de seguro subirá a los Colegiados hasta la misma Suprema Corte, donde se dará la última palabra, en la cual ya tiene asegurados cuatro votos a su favor.

Entre ellos Lelo de la Rea, Ana Margarita Ríos Fajart, Juan Luis González Alcántara Carranca y Yasmin Esquivel Mossa, porque ya les tiró línea al sostener que "solo una mayoría absoluta o las dos terceras partes’’ podrían declarar inconstitucional la Ley Eléctrica.

COMMODATO

Muy interesantes los datos que arrojó el Cuarto Censo Nacional del Gobierno Federal, levantado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (INEGI), una de las instituciones más confiables del país, sino es que la única, en el sentido de que sólo 22.8% de los responsables de las instituciones federales son ocupados por mujeres.

El INEGI en la muestra de 312 instituciones públicas federales o del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que adora a las mujeres, de las cuales respondieron solo 294, expuso que los cargos directivos en el 78.8% son hombres en la Cuarta Transformación.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.