Se compromete Sheinbaum a revisar oficio de Sedeco que prohíbe venta de comida en mercados



Ciudad de México.-La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum rechazó que desde su gobierno se haya emitido una prohibición a los mercados públicos de la Ciudad para que en sus áreas de comida se venda solo para llevar; por ello se comprometió a revisar el actuar de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).



Capital CDMX dio a conocer una denuncia de locatarios del mercado público 66 de la colonia Obrera respecto a la Sedeco, pues el pasado 6 de julio esa dependencia les giró un oficio donde les ordena vender comida preparada solo para llevar.



Los comerciantes acusaron que esa determinación de la Sedeco ha generado una competencia desleal frente a los restaurantes e incluso ante los ambulantes, a quienes en esta etapa de semáforo naranja sí se les permite vender comida preparada en el lugar.



Además, los locatarios de ese mercado acusaron que esa orden de la Sedeco ha generado una crisis económica al interior de ese centro de abasto, pues las ventas han caído en un 80 por ciento y el cierre de locales durante cuatro meses ha provocado el despido de un 70 por ciento de los trabajadores.



Hoy, en videoconferencia, se le preguntó a Sheinbaum sobre la queja de esos comerciantes.



“Voy a revisar exactamente a qué te refieres. Solamente se dio la orientación en las Colonias de Atención Prioritaria. Entonces vamos a revisar en particular en este caso, pero en el caso de los mercados públicos tienen que guardar pues la misma consideración que en los restaurantes, pero en particular, en aquellos mercados que están en las Colonias de Atención Prioritaria se dio una orientación”, expuso.



El mercado 66 de la colonia Obrera no está dentro de las comunidades de Atención Prioritaria, por lo que no le aplica esa orientación que señaló la jefa de gobierno, quien se comprometió a revisar el oficio remitido por la Sedeco.



La mandataria también se comprometió a ponerse en contacto con estos comerciantes para revisar los posibles apoyos que pudieran obtener, pues los locatarios también se quejaron de que el gobierno de la Ciudad les negó acceso a microcréditos y al recurso del seguro de desempleo.