SRE solicita a EU información sobre el operativo Rápido y Furioso iniciado en 2009



Ciudad de México.- El Gobierno de México, a través del canciller Marcelo Ebrard, solicitó a Estados Unidos (EU) toda la información sobre el operativo Rápido y Furioso -iniciado en 2009-; Ebrard envió una nota diplomática al embajador estadounidense en México, Christopher Landau.



Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expuso que, de haber sucedido sin el consentimiento de autoridades mexicanas, Washington habría violado la soberanía mexicana; en cambio si la administración encabezada por Felipe Calderón, tuvo conocimiento y autorizó este operativo, habrían existido “graves violaciones a la Constitución” al mentir al Congreso de la Unión y a la sociedad.



TE PUEDE INTERESAR: México reclamará información a EU por operativo Rápido y Furioso



Por medio de la nota diplomática dirigida a la embajada estadounidense en México –y que se dio a conocer esta tarde-, el canciller mexicano señaló que la Agencia de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de E.U. (ATF, por sus siglas en inglés) brindó información sobre que el operativo inició en 2009, cuando Barak Obama y Felipe Calderón eran presidentes de sus respectivas naciones.



“(Rápido y Furioso) involucró el trasiego de más de 2 mil armas de alto calibre, que entraron a territorio nacional, con el propósito de ser rastreadas para obtener inteligencia sobre la compraventa ilegal de armas en México y procesar a los responsables ante la justicia. No obstante, estas armas han sido empleadas para cometer diversos delitos, tanto en México como en Estados Unidos, e inclusive, en terceros países, dando como resultado la lamentable pérdida de vidas mexicanas y estadunidenses”, puntualiza la nota diplomática.



Ebrard indica que la comunicación y planeación entre ambas autoridades no ha sido suficientemente aclarada; y aunque la entonces PGR, a cargo de Eduardo Medina Mora, negó conocer el operativo, “el gobierno de ese país (E.U.) publicó una declaración del ex secretario de justicia, Eric Holder, quien argumentó que las autoridades de justicia (de México) sí tenía conocimiento sobre el caso”.



El ex Jefe de Gobierno argumentó que, para la identificación del origen y destino de armas en territorio mexicano, tuvo que haber plena participación de las más altas autoridades mexicanas; aunque aclaró que hay dudas “fundadas respecto a lo ocurrido”.



La Fiscalía General de la República solicitó desde septiembre del año pasado información del caso, misma que se ratificó en febrero pasado; entre la información que se solicita están las declaraciones de los procesados por dicho operativo, el listado de armas recuperadas y no recuperadas.



"El gobierno de México solicita (al de Estados Unidos) que se le proporcione toda la información que se disponga respecto al operativo Rápido y Furioso, conforme al ánimo de cooperación y confianza mutua que rige la estrecha relación entre ambos países”, finaliza la nota.



Desde la semana pasada se adelantó que México haría esta solicitud; por la mañana de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como graves las consecuencias de Rápido y Furioso por las muertes y la violación a nuestra soberanía.



“Nunca más un gobierno extranjero puede intervenir y violar nuestro territorio, violar nuestra soberanía, no pueden entrar, de acuerdo a nuestra Constitución, personas armadas, no pueden invadirnos; es muy grave esa intromisión”, dijo el mandatario.



López Obrador recordó que, pese a la negación de Felipe Calderón sobre conocer dicho operativo, documentos descalificados estadounidenses apuntan que el entonces procurador, Medina Mora, conoció de Rápido y Furioso al guardar comunicación con el entonces fiscal estadounidense.