Revela Sheinbaum precio de ventiladores para pandemia. Sin IVA ni kit adicional cada uno costó 935 mil pesos



Ciudad de México.-En respuesta a preguntas parlamentarias realizadas por diputados del PAN, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum reveló que cada uno de los ventiladores adquiridos por su administración para atender a pacientes graves de Covid-19 tuvo un precio de 935 mil pesos, y en conjunto con el kit de consumibles, refacciones, mantenimiento, capacitación y garantía por 3 años su valor unitario ascendió a 2.1 millones de pesos, sin IVA. Negó así que esos equipos se hubieran adquirido a sobreprecio.



"Los ventiladores no se pagaron con sobreprecio, pues ello implicaría un aumento artificial del precio, derivado de una conducta anticompetitiva, en perjuicio del erario en el caso de un contrato público, de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE)", señaló la mandataria en respuesta a las preguntas parlamentarias que la mandataria remitió al Congreso de la Ciudad.



La legisladora panista América Rangel le cuestionó ¿por qué el 20 de marzo de 2020, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud, mediante la figura de adjudicación directa, adquirió de la empresa NUDOMI S.A. de C.V., 143 ventiladores para atender a pacientes COVID-19, mediante el contrato número SSCDMX-DGAF-05-2020, por un monto de 384 millones de pesos? Lo anterior representó un pago por cada ventilador de más de 2.6 millones de pesos, cuando en realidad tienen un precio de mercado de 500 mil pesos. "¿Por qué se pagó un sobreprecio de 400% por esos ventiladores?", preguntó la diputada.



"La dictaminación de sobreprecio no puede basarse solamente en la mera comparación de precios, es necesario considerar la fecha de compra, el tamaño del mercado y las restricciones de abasto. El precio de referencia únicamente de los ventiladores era muy superior a los 500 mil pesos en las fechas en que se cotizaron y adquirieron, derivado de su escasez y el limitado número de oferentes que aseguraran su existencia y calidad", respondió la jefa de gobierno.



Comparó el costo de los ventiladores adquiridos por el estado de Sonora, a razón de 960 mil pesos por unidad, y en Jalisco, a un valor unitario de 946 mil pesos.



"La adquisición de los ventiladores se realizó ante la emergencia sanitaria, en un momento en el que el número de proveedores era reducido, compitiendo con otros compradores públicos y privados por el mismo producto. El alza en los precios se debió a una gran demanda en México y el mundo, que llevó a un incremento de los precios debido a una oferta limitada de productos y oferentes. Esto es particularmente relevante, pues los ventiladores adquiridos no tienen
sustitutos cercanos y su oferta no se ha podido ampliar en el corto plazo, a pesar de la gran demanda", reiteró la mandataria.



Agregó que si bien el precio unitario inicial fue de 2.3 millones de pesos, sin IVA, se realizó un ajuste y el contrato se formalizó con un precio unitario de 2.1 millones, sin IVA, de lo que resultó en un ahorro de 9.2 por ciento por ventilador con kit de accesorios y consumibles.



Uno de los cuestionamientos más duros también lo hizo América Rangel, quien de hecho acusó que el gobierno de la Ciudad decidiera gastar 135 millones de pesos para traer a "supuestos médicos cubanos" que, de acuerdo con el personal mexicano, no hicieron nada durante la pandemia "¿Por qué el Gobierno de la Ciudad de México decidió financiar a la dictadura cubana con estos adoctrinadores comunistas, en vez de atender al personal médico mexicano?", preguntó la diputada del PAN.



La jefa de gobierno respondió que es falso afirmar que el Gobierno de la Ciudad de México financie gobiernos extranjeros, dictaduras o democracias. Reiteró lo dicho en otras ocasiones, en el sentido de que la llegada de personal de salud desde Cuba fue parte de una colaboración del Gobierno de México con el Ministerio de Salud de la isla.



También calificó de falso que no se atienda a personal mexicano y lamentó expresiones como la de "supuestos médicos cubanos", pues dijo que la formación profesional de los brigadistas de ese país está debidamente acreditada, con especialidades de epidemiólogos, médicos generales, biomédicos, enfermeros generales, enfermeros especializados y doctores en medicina crítica.



En respuesta al diputado Diego Garrido, dijo que a la fecha se han aplicado 89 mil 263 pruebas para detección de Covid-19 tan solo en los kioscos instalados en colonias y en puntos estratégicos de la Ciudad, lo cual representa un 28 por ciento de todas las muestras tomadas por los servicios de salud pública del Gobierno capitalino.



Al 13 de octubre se habían hecho 324 mil pruebas, de las cuales 152 mil 323 se realizaron a personas asintomáticas y agregó que su administración cuenta con la cantidad suficiente de insumos para realizar 5 mil 500 pruebas diarias de aquí a que termine el año.