Panteones de la CDMX cerrados en el Día de las Madres



Ciudad de México.-Por el alto riesgo de contagio de Covid-19, las distintas alcaldías de la Ciudad han cerrado los panteones más emblemáticos de la urbe y por ello, quienes acostumbran conmemorar ahí el Día de las Madres esta vez no podrán hacerlo.



La alcaldía Miguel Hidalgo dio a conocer que el Panteón de Dolores se encuentra cerrado desde hace dos semanas y no reabrirá hasta que se levante la alerta sanitaria.



Lo mismo ocurre con el Panteón Sanctorum que también administra esa demarcación.



Por separado la alcaldía de Iztapalapa también determinó el cierre de los panteones públicos de la demarcación. Son 10 y está restringido el acceso a los mismos desde hace dos semanas.



Algunos de estos cementerios también son emblemáticos de la alcaldía, como el de San Nicolás Tolentino, el Civil de San Lorenzo y el general de Iztapalapa.



Esos panteones permanecerán cerrados a los visitantes en general hasta que termine la contingencia sanitaria y solo están abiertos para los servicios funerarios.



En el caso de servicios funerario, sólo se permite el ingreso a los mismos hasta un total de 4 familiares de la persona fallecida, a quienes se les conmina a usar cubrebocas y gel.



Una política restrictiva similar ocurre en Álvaro Obregón, donde los panteones como el de Tarango o el de Guadalupe se encuentran cerrados desde marzo y solo se permite el acceso a ellos para servicios funerarios.



En Álvaro Obregón, el personal de Panteones recibió capacitación de parte de Protección Civil para el manejo de los cuerpos de personas que fallecieron por Covid-19.



A su vez, la alcaldía Coyoacán dio a conocer que a partir de este martes 5 y hasta el 31 de mayo se mantendrán cerrados los cementerios de Los Reyes, la Candelaria, San Francisco, San Pablo Tepetlapa y Santa Úrsula Coapa.



También detalló que en participar el 10 de mayo no se permitirá el acceso a ninguno de los cinco cementerios de la alcaldía y se desplegará un operativo para vigilar que no haya concentraciones de personas, ni vendedores ambulantes a sus alrededores.