Obispos contra campaña antivacunas de Covid-19



Ciudad de México.- En México como en otros países los movimientos antivacunas se encuentran presentes y han iniciado una campaña contra la vacuna del Covid-19 a través de medios católicos.



El pasado 3 de febrero se advirtió a la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) que medios católicos difunden mensajes contra las vacunas y se les solicitó elaborar material para combatir la infodemia.



En entrevista a un canal de televisión italiano el 9 de enero, el papa Francisco señaló: “Creo que desde el punto de vista ético todo el mundo debe vacunarse, porque no solamente pones en peligro tu salud, tu vida, sino también las de los otros". En la misma declaración expresó su rechazo al "negacionismo suicida” de quienes se oponen a la vacunación para frenar el avance de la pandemia.



Con la difusión de la llegada de las vacunas contra el Covid-19 al país y con la inoculación de millones de personas mayores de 60 años en ésta primera etapa, los antivacunas intensificaron sus mensajes.

Para contrarrestarlos este 9 de febrero, la Dimensión de Pastoral de la Salud de la CEM difundió un mensaje en el que llama a la población a vacunarse contra el Covid-19.



La “desinformación sobre la eficiencia y/o la inmoralidad en la ingeniería genética de algunas vacunas circulan por diversas redes sociales. Todo este escenario siembra confusión y disminuye la confiabilidad en las ciencias biomédicas rigurosas, y en ocasiones, se llega incluso a desafiar el juicio y las orientaciones de la propia autoridad”.



Por eso “…es necesario hacer una pausa y reflexionar sobre la conveniente necesidad de vacunarse para contrarrestar, en lo posible, el Covid-19.

Recuerdan el mensaje de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la moralidad del uso de algunas vacunas contra la Covid-19, que el 21 de diciembre 2020 indicó:
“Cuando no estén disponibles vacunas Covid-19 éticamente irreprochables (por ejemplo, en países en los que no se ponen a disposición de médicos y pacientes vacunas sin problemas éticos o en los que su distribución es más difícil debido a las condiciones especiales de almacenamiento y transporte, o cuando se distribuyen varios tipos de vacunas en el mismo país pero, por parte de las autoridades sanitarias, no se permite a los ciudadanos elegir la vacuna que se va a inocular) es moralmente aceptable utilizar las vacunas contra la Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción

Por supuesto: “quienes, por razones de conciencia, rechazan las vacunas producidas a partir de líneas celulares procedentes de fetos abortados, deben tomar las medidas, con otros medios profilácticos y con un comportamiento adecuado, para evitar que se conviertan en vehículos de transmisión del agente infeccioso...”



Los católicos, indicó la CEM, “no debemos contribuir en modo alguno a la desinformación ya que está en riesgo la vida de las personas, especialmente las más vulnerables".



El mensaje fue difundido en sus redes sociales y las críticas de los antivacunas no se hicieron esperar: “Los pastores de Cristo invitándonos a vacunarnos con células de niños abortados para que salvemos nuestras vidas? Sin duda estamos en el principio del reinado del anticristo y la anti iglesia.



“Qué está pasando con nuestros sacerdotes se han enfocado tanto en promover una vacuna más que la salvación del alma...Dios mio. Si es la vacuna rusa, no me voy a vacunar... No utilicen su influencia para convencernos. Vean que de verdad sea buena la vacuna antes de enrolarnos en eso”.



Y para sustentar sus señalamientos difunden un video con un mensaje del cardenal Juan Sandoval Iñiguez en donde aseguró que “el chip que pretenden poner en la vacuna para tenerte controlado es la marca de la bestia que dice el Apocalipsis capítulo 13 'el que no lleve la marca de la bestia no podrá ni comprar ni vender lo tendrán paralizado…'”



Tarea difícil para los obispos la de convencer a todos los millones de fieles católicos de vacunarse mientras existan jerarcas católicos como el cardenal Juan Sandoval que envían un mensaje opuesto.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.

Etiquetas: CDMX Capital CDMX CEM Iglesia Católica Juan Sandoval Íñiguez Covid-19 Vacunas