| 

Capital Puebla

No eran delincuentes, eran campesinos, los linchados en Acatlán de Osorio: FGE

Puebla.- La Fiscalía General del Estado (FGE) descartó de forma inicial, en un comunicado, que los dos hombres que fueron quemados vivos por pobladores de Acatlán de Osorio hubieran incurrido en algún delito.

De acuerdo con la investigación que lleva a cabo la dependencia, Alberto Flores Morales y Ricardo Flores Rodríguez, de 56 y 21 años de edad, respectivamente, tenían su domicilio en Xayacatlán de Bravo y Acatlán de Osorio, y eran tío y sobrino.

Los pobladores de la junta auxiliar de San Vicente Boquerón los detuvo, acusándolos de que se querían robar a dos niños, por lo que la policía municipal los llevó a la comisaría por actitud sospechosa.

En este sentido, la FGE adelantó que no existen elementos que hagan suponer que ellos cometieron un delito.

"La Fiscalía de Investigación Regional desarrolla diversas diligencias para dar con los responsables. De manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo", señaló el órgano investigador.

De acuerdo con los reportes, la tarde del 29 de agosto fueron detenidos por la Policía Municipal de Acatlán, Puebla, por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública, pero la población, cansada de ser víctimas de la delincuencia y la impunidad, corrió el rumor de que eran robachicos; se organizaron.

La policía les abrió la puerta de la comisaría, los entregó y a los pocos minutos ya estaban ardiendo vivos en medio de la plaza pública.

Alberto Flores Morales, de 56 años y su sobrino Ricardo Flores Rodríguez, de 21 años, fueron detenidos en la localidad de San Vicente Boquerón, en donde consumían bebidas alcohólicas.

Desde ahí fueron golpeados y los trasladaron a la comisaría de Acatlán que está a unos 30 minutos.

Etiquetas Acatlán Linchamientos Puebla

COMENTARIOS

MÁS Capital Puebla