La pandemia dejó a 218 mil capitalinos sin empleo, pero apoyos solo han llegado a 43 por ciento



Ciudad de México.-La emergencia sanitaria ocasionada por el virus SARS-CoV-2 ha tenido efectos sin precedentes recientes en el mercado laboral capitalino. Hasta agosto de 2020 se registró la pérdida de 218 mil 431 empleos formales, pero en contraste los apoyos económicos gubernamentales para quienes dejaron de percibir un ingreso ha llegado a sólo 94 mil 398 personas, es decir, un 57 por ciento de los capitalinos desempleados han quedado sin ayuda.



Los datos de desempleo y de los programas que ha implementado el gobierno de la Ciudad para atenuar esta crisis laboral forman parte del Segundo Informe de rendición de cuentas que entregó la secretaria del Trabajo capitalina, Soledad Aragón, ante el Pleno del Congreso de la CDMX.



Según el documento, antes de las medidas de distanciamiento social implementadas por el Gobierno Federal y el Gobierno de la Ciudad de México, el comportamiento del empleo había sido el usualmente observado. En enero de 2020, tanto el sector comercio como el de servicios para empresas, personas y el hogar presentaron una tendencia estacional regular de caída del empleo formal, pero a partir de febrero los sectores de comercio y de servicios para empresas, personas y el hogar se convirtieron en los más afectados en 2020.



Por el contrario, la industria de la construcción, a pesar de presentar una inusitada contracción durante los meses de marzo, abril y mayo, se caracterizó por ser la principal fuente generadora de empleos formales en los meses posteriores e incluso tuvo una cifra récord de 24 mil 276 empleos nuevos registrados en junio.



La Secretaría del Trabajo reportó que desde febrero se han perdido mayormente empleos registrados con hasta dos salarios mínimos, en particular empleos de menos de un salario mínimo. Las caídas han sido menos abruptas en empleos registrados con más de tres y más de cinco salarios mínimos. En 2020, el único mes que no presentó un saldo negativo en la generación agregada de empleos formales fue febrero, con 12 mil 795 empleos generados, lo que contrasta con los saldos negativos en marzo, con 11 mil 503 empleos perdidos; abril, con 105 mil 804 fuentes laborales que se perdieron; mayo con 7 mil personas más desempleadas; junio, con otras 9 mil 428; julio, con 6 mil 217, y agosto, con 5 mil 465.



La particularidad de esta crisis es que la mayor pérdida de empleo ocurrió en un periodo temporal acotado. Tan solo entre abril y mayo se perdieron 162 mil 808 empleos, prácticamente dos terceras partes de la pérdida de lo que va de 2020. Sin embargo, gracias al propio dinamismo de la economía capitalina y a partir de los esfuerzos coordinados para la reactivación económica entre diferentes instancias de gobierno y la iniciativa privada, los meses más recientes muestran signos de recuperación en la generación de empleo formal, mismos que se traducen en saldos positivos en muchos sectores y en una desaceleración de la caída en el resto.



Ante ese escenario, la administración capitalina desarrolló programas y acciones que sólo han dado cobertura a un 43 por ciento de las personas que perdieron su empleo debido a la pandemia, pues con el seguro de desempleo se benefició a un total de 48 mil 801 personas y con las acciones sociales por la emergencia COVID-19 a otras 45 mil 597, para un total de 94 mil 398. El presupuesto total para esas acciones de ayuda es de 630.7 millones de pesos.



En el marco de la emergencia sanitaria, se creó un plan de ayuda para personas residentes de la CDMX que perdieron su empleo formal en este periodo. La acción social contó con un presupuesto de 100 millones de pesos, que permitió entregar apoyos económicos de hasta tres mil pesos, repartidos en dos ministraciones mensuales, en beneficio de 35 mil 333 personas, que posteriormente podrán incorporarse al mercado laboral en condiciones más favorables



También se creó un apoyo emergente para personas trabajadoras no asalariadas con registro ante la Secretaría del Trabajo local, así como para trabajadoras eventuales que residen y realizan su actividad económica en la Ciudad.



En este caso, se otorgaron apoyos de tres mil pesos, distribuidos en dos ministraciones mensuales, para un padrón de 2 mil 700 personas trabajadoras no asalariadas con credencial vigente o en trámite ante la Secretaría; y 7 mil 564 personas trabajadoras eventuales, es decir, un total de 10 mil 264 personas con un presupuesto total de 30 millones 792 mil pesos.



También hubo un apoyo para personas trabajadoras independientes no asalariadas, del hogar o con empleo eventual. Recientemente la Ciudad de México recibió una donación de 18 millones 192 mil pesos por parte de la Fundación Open Society, con el objetivo de atenuar la disminución en el ingreso laboral de las personas que se vieron afectadas por las medidas de suspensión de actividades no esenciales para evitar la propagación del virus SARS-Cov-2 (COVID19).



Los recursos de esta donación fueron canalizados a través de una acción social que consiste en otorgar apoyos de tres mil pesos para 6 mil 64 personas con empleo informal, como pueden ser personas que trabajan por su cuenta, trabajadoras del hogar, locatarias y trabajadoras de mercados públicos, independientes que ejercen el comercio en la vía pública, en la preparación y venta de alimentos en colonias, barrios y pueblos de atención prioritaria, entre otras.