Iglesias por movilizar a comunidades para ayudar ante el COVID-19



Ciudad de México.- Las iglesias en México ante la epidemia del Coronavirus COVID-19 han reforzado sus estructuras para apoyar a los más pobres entre los pobres y también para aquéllos que han perdido sus empleos.



Su principal objetivo es lograr la solidaridad de los mexicanos en esta emergencia sanitaria para que a través de donativos en efectivo o en especie apoyen a los necesitados.



Está acción social de las iglesias se ve reflejada principalmente en la entrega de despensas y de comida en comedores populares, en todo el país.



La ayuda que ofrecen es de acuerdo a su estructura, la Iglesia Católica es la mejor organizada y llega al mayor número de mexicanos con carencias a través de Cáritas, institución de ayuda humanitaria.



Desde abril pasado las estructuras de diversas iglesias se reorganizaron para atender a la población que empezaba a sufrir los estragos del COVID-19 con la pérdida de empleo.



La Iglesia Católica a través de Cáritas llamó a instalar una “mesa parroquial de generosidad y fraternidad” con la indicación: “Tome lo que necesite, deje algo para los demás y dé lo que pueda” con el fin de propagar “ondas de esperanza en tiempos difíciles”.



Posteriormente, iniciaron la campaña “Familias sin Hambre” cadena solidaria de Alimentos y Medicinas han recibido hasta ayer donativos para entregar 12,195 despensas a familias de escasos recursos afectadas económicamente por la crisis provocada por el Coronavirus COVID-19.



Las despensas se han entregado a familias de ciudades como La Paz, Hermosillo, Irapuato, Monterrey, Toluca, Puebla, San Andrés Tuxtla, San Cristóbal de las Casas, Cuernavaca, Chetumal, Querétaro, Puebla, Morelia y Ciudad de México entre otras.



En esta iniciativa de “Familias sin Hambre” participan la Confederación de Uniones Sociales de Empresarios, CompromisoSocialMX, la Conferencia del Episcopado Mexicano a través de Cáritas Mexicana.



La labor de las iglesias evangélicas es diversa y menos coordinada a nivel nacional, hasta julio del año pasado la Secretaría de Gobernación tenía registradas 5,572 asociaciones religiosas cristianas.



Un ejemplo de algunos esfuerzos de estas iglesias son: la Iglesia Presbiteriana de Chihuahua que utiliza el diezmo de los pensionados para adquirir despensas y entregarlos a los más necesitados. En el Centro Misionero Presbiteriano Sendero de Gracia también se entregan despensas.



Los integrantes de la Iglesia Pentecostal Rey de Getsemani a cargo del pastor José Máximo Quiroz en Chicoloapan iniciaron la entrega de despensas. Al difundirse a través de redes sociales estos primeros esfuerzos otras iglesias se sumaron a la iniciativa de manera aislada.



La Iglesia Anglicana Santísima Trinidad en Los Mochis, Sinaloa, entrega despensas en las zonas marginadas. Y en Ciudad Juárez, Chihuahua el templo San Matías del Espíritu Santo lo acondicionaron como albergue para atender a migrantes deportados de Estados Unidos y para quienes intentan ingresar a ese país.



En la Ciudad de México en el templo la Sagrada Familia el sacerdote Arturo Carrasco cerró el dispensario porque su médico trabaja en el Hospital Juárez de la Ciudad de México, por lo que ha iniciado una campaña para invitar a los fieles a donar sangre que se requiere en estos momentos.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.