| 

Entrevistas

Hay que dar la bienvenida a las impugnaciones contra la Constitución local, dice Jesús Silva-Herzog Márquez

Ciudad de México.- Para el académico y analista político Jesús Silva-Herzog Márquez los resultados de las impugnaciones que se han presentado contra la Constitución de la Ciudad de México ayudarán a eliminar cualquier juicio de sospecha y de ilegalidad que pesa sobre la norma máxima de la capital del país.

“Creo yo que hay que dar la bienvenida a estas impugnaciones. Será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que a partir de su interpretación, a partir de su lectura crítica, dará fijeza a la Constitución. De otra manera tendríamos una Constitución bajo sospecha y la única manera en que se logren solventar estos cuestionamientos es a través de este proceso judicial”, expuso el maestro en Ciencia Política.

En entrevista con Capital CDMX, Silva-Herzog Márquez consideró que las acciones de inconstitucionalidad y controversias promovidas por instancias federales y locales como la Presidencia de la República, el Senado, la PGR, la CNDH, el Tribunal Superior de Justicia capitalino, y por partidos políticos como Morena y Nueva Alianza, reflejan el funcionamiento de nuestro sistema democrático.

“Ese es el funcionamiento normal de un sistema democrático, el hecho de que los distintos grupos sociales, las distintas instituciones políticas no sólo tienen el derecho, sino incluso la responsabilidad de defender la interpretación de la Constitución, de la ley, que va de acuerdo a su visión del orden legal, y en ese sentido no hay que sorprenderse, mucho menos hay que indignarse de estas impugnaciones y hay que seguirlas con atención”, agregó el profesor en Derecho.

-¿Estos mecanismos de control constitucional se dice que son jurídicamente válidos, pero políticamente o éticamente lo son?- se le preguntó.

-Esa crítica se ha hecho. Se ha cuestionado que el Presidente de la República no debió de haberlo hecho (impugnar la Constitución capitalina) porque tuvo una voz en la Asamblea Constituyente a partir de sus representantes, pero creo que más allá del resultado, de la participación, no significa eso que deba el Ejecutivo, la Procuraduría, estar de acuerdo con el resultado final, con la desembocadura del proceso-, expuso.

En febrero pasado, al día siguiente de que la Constitución de la Ciudad de México se publicó en el Diario Oficial de la Federación y en la Gaceta Oficial capitalina, Jesús Silva-Herzog Márquez escribió en un periódico de circulación nacional un duro artículo contra la nueva norma local.

La calificó de cursi y retórica. Dijo que era un texto plagado de reiteraciones y de halagos a grupos sociales que no se justificaban.

Durante la entrevista, explica que ese “dardo” tenía como sentido cuestionar los excesos retóricos y el desorden de esa Constitución, respecto a lo cual sigue pensando lo mismo, pero también agrega que hay otras cosas que valen la pena reconocer, tanto del proceso constituyente como del resultado de la Constitución.

Estima que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde se resolverán las impugnaciones, no será el espacio para corregir la retórica cursi y reiterativa de la norma máxima de la Ciudad, pero confía en que los ministros sí reinscribirán la Constitución de la Ciudad dentro del orden constitucional mexicano. Ahí “sí creo que hay algunos excesos que podrían ser corregidos por la vía judicial”, dice.

-Las expresiones inútiles, las declaraciones jurídicamente inservibles, de elogios a grupos sociales ¿eso tendrían que corregirse?- se le cuestiona.

-Debería corregirse. No tengo idea de que eso vaya a suceder. Mencionaba aquí el hecho de que en la Constitución frecuentemente se elogia a un grupo, como a los maestros. La Constitución local reconoce lo que hacen los maestros. Yo creo que eso no corresponde a una Constitución; corresponde a lo mejor al discurso del jefe de gobierno para festejarlos-, responde.

Jesús Silva-Hérzog anticipa que en la Corte viene un debate judicial muy interesante y valioso, no sólo para la Ciudad de México, sino para todo el país, el de ver de qué manera los ministros examinan jurídicamente la Constitución local.

Etiquetas CDMX Constitución Silva Herzog Marquez Impugnaciones

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas