Firman acuerdo de cooperación ARISE MX y Concanaco para la recuperación de las Mipymes



Ciudad de México.- ARISE MX anunció la firma del Acuerdo de Colaboración con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) para impulsar la rápida recuperación de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) ante la presente crisis del Covid-19, así como para desarrollar una cultura de prevención de desastres que permita en el mediano y largo plazo evitar futuras crisis.



Con el fin de lograr la reactivación económica del país frente a la situación actual de incertidumbre, producto de la transición a la nueva realidad, es fundamental trabajar de manera coordinada con las más de 4.6 millones de micro, pequeñas y medianas empresas que existe en México y que generan el 72% del empleo formal en nuestro país.



Como primer esfuerzo derivado del acuerdo, se lanzó el Protocolo de Resiliencia elaborado por ARISE MX, que tiene como objetivo desarrollar una hoja de ruta y capacitar a las Mipymes para garantizar su continuidad operativa ante desastres, así como incrementar sus ventajas competitivas mediante modelos de negocios sostenibles.



TE PUEDE INTERESAR: Sedeco capacita a microempresas y emprendedores en el manejo de plataformas de comercio electrónico



El acuerdo de cooperación fue firmado el martes 30 de junio, por la Mtra. Martha Herrera González, presidenta de ARISE MX, y el Lic. José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco Servytur, con el acompañamiento en calidad de observador de Raúl Salazar, Jefe de la Oficina Regional para Las Américas y El Caribe de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, (UNDRR). La firma se llevó a cabo de manera virtual debido a la pandemia.



“Empatizamos y nos solidarizamos con los micro, pequeños y medianos empresarios de México ante los retos mayúsculos que el COVID-19 representa el día de hoy. Queremos que logren desarrollar una cultura de prevención a los desastres, que les permita tener una mayor adaptabilidad ante las amenazas presentes y futuras, para reducir las pérdidas humanas, económicas y de infraestructura vital, así como garantizar el bienestar y desarrollo sostenible de nuestras comunidades en las que estos impactos se traducen, describió la Mtra. Martha Herrera.