| 

Política

En las postrimerías del último periodo de sesiones, la ALDF aprueba sin quórum reformas de ley

Ciudad de México.-Ingrato será el recuerdo que se tenga de la última Asamblea Legislativa del DF (ALDF), que para septiembre próximo desaparecerá y se convertirá en el primer Congreso de la Ciudad de México.

Hoy, en el último día de sesiones del último periodo ordinario de sesiones, los legisladores se dedicaron a aprobar leyes sin el quórum legal requerido.

Varios dictámenes se cantaron como aprobados en el recinto de Donceles y Allende, y la sesión hubiera seguido así de no haber sido porque los asambleístas se dieron cuenta que en el mismo recinto varios reporteros contabilizaban los votos al mismo tiempo que lo hacía la secretaria de la Mesa Directiva, la perredista Francis Pirín.

Con video, Capital CDMX contabilizó al menos cinco dictámenes a las leyes de Movilidad, de Educación y de Salud, que se aprobaron con el número mágico de 34 votos (el mínimo requerido para hacer quórum), a pesar de que en el recinto había sólo 31 diputados.

En medio de ese desaseo legislativo se aprobaron el dictamen que reformó los Artículos 9 y 11 de la Ley de Movilidad del Distrito Federal; el dictamen que modificó el artículo el artículo 12 de la Ley de Movilidad del Distrito Federal para impulsar el uso seguro de la bicicleta en las vías primarias de circulación; así como el dictamen que presentó la Comisión de Educación a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se modificó el artículo 10 de la Ley de Educación del Distrito Federal.

Sin quórum se avaló el dictamen que presentó la Comisión de Educación a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se abrogó la Ley de Bibliotecas del Distrito Federal y se expide la Ley de Bibliotecas de la Ciudad de México.

El último dictamen que se aprobó sin quórum lo presentó el diputado Miguel Abadía, a nombre de la Comisión de Salud y Asistencia Social a la iniciativa de reforma a la Ley de Salud del Distrito Federal, así como el cambio de denominación de Distrito Federal a Ciudad de México, dentro de los diversos títulos, capítulos y nombre del ordenamiento jurídico en estudio.

La versión estenográfica de la sesión que después circuló entre los medios de comunicación reveló que en la lista de los diputados que sustentaban el quórum se incluía a la legisladora del PAN, Lourdes Valdez y al perredista Luis Alberto Chávez, a pesar de que en ese momento no se encontraban en el salón de sesiones.

La Ley de Reconstrucción

En duda estará el quórum con el que se aprobó una reforma a la Ley para la Reconstrucción de la Ciudad, por la cual se amplía el plazo que tendrán los damnificados del sismo, como requisito indispensable para acceder a programas, beneficios y estímulos que otorga esa legislación.

Esa modificación, que deriva de una iniciativa enviada por el Jefe de Gobierno, cambia el artículo vigésimo primero transitorio de esa ley, en el que originalmente se señalaba que las personas afectadas por el sismo tendrían 90 días naturales, contados a partir de la entrada en vigor de la Ley, para registrarse en la Plataforma CDMX. Ese plazo venció el viernes 16 de marzo.

Con la propuesta de reforma que hizo el Jefe de Gobierno se señala que será en función de los avances obtenidos para identificar y dictaminar inmuebles dañados por el sismo del 19 de septiembre, que la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad emitirá un acuerdo en la Gaceta Oficial capitalina, donde definirá la fecha límite para que los damnificados se registren en la Plataforma.

“Para acceder a los programas, beneficios y estímulos contemplados en la presente ley, las personas afectadas deberán registrarse en la Plataforma CDMX a más tardar en la fecha límite que al efecto determine la Comisión para la Reconstrucción, mediante acuerdo publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México”, se lee en la propuesta de reforma al artículo vigésimo primero transitorio. Esos cambios a la Ley para la Reconstrucción se aprobaron también con el mínimo de 34 votos.

Leyes sin quórum

Con el camino andado de los 34 votos que cantaba Francis Pirin y que avalaba el presidente de la Mesa Directiva, el perredista Iván Texta, los diputados se disponían a avalar la reforma a la fracción XXXII, la adición a la XXXIII del artículo 24 y la inclusión de un segundo párrafo al artículo 69 de la Ley de Salud del Distrito Federal.

Como no había oradores a favor o en contra ni reservas a los dictámenes, los legisladores tardaban menos de cinco minutos en aprobar cada dictamen, pero la presencia de los reporteros incomodó a los asambleístas. El perredista Leonel Luna intercambiaba comentarios con el panista Toledo y con el morenista Alfonso Suárez del Real. En la Mesa Directiva y desde la tribuna se miraban los perredistas Francis Pirín e Iván Texta.

“Están contando los votos”, le advirtió Pirín a Texta, en referencia a los reporteros. La diputada no sabía qué hacer, tampoco el presidente de la Mesa, porque para ese momento sólo había 32 asambleístas. Mauricio Toledo, del PRD, pidió que se repitiera la votación y el resultado fue el mismo: 32.

Los diputados guardaron un incómodo silencio, hasta que Texta tomó la decisión de levantar la sesión y citar para el próximo lunes 30 de abril, plazo legal que tienen los legisladores para clausurar el periodo ordinario de sesiones.

Pero los diputados, de todos los partidos, no querían regresar a trabajar el lunes. Pasaban de las 7 de la noche.

Una razón para no venir el lunes, la oficial y de la que advirtió el morenista Alfonso Suárez del Real, es que para el 30 de abril no habrá quórum que permita desarrollar la sesión, pues 10 legisladores han solicitado licencia y esta es vigente a partir de ese día.

La versión no oficial es que desde el domingo 29 de abril, varios de estos asambleístas estarán en plena campaña electoral, pues son candidatos a alcaldes y este fin de semana comienzan las campañas a alcaldes y diputados locales.

Así, hubo un acuerdo inesperado entre Morena, PRD, PAN y PRI, para que Alfonso Suárez del Real asumiera la presidencia de la Mesa Directiva en lugar de Iván Texta y declarara un receso de 40 minutos en la sesión que ya se había levantado.

A las 21:07 horas se reanudó una sesión que comenzó a las 13:00 horas, y luego de dos recesos que se habían decretado porque a lo largo del día los diputados se las vieron con el ir y venir de legisladores que ponían en duda la asistencia de los asambleístas para cumplir con el quórum legal.

Para ese momento el número mágico de 34 diputados ya había subido a 37 legisladores, porque llegaron diputados como Nora Arias, Elena Segura, José Manuel Ballesteros y Luis Alberto Chávez. Así aguantaron a lo largo de la noche, en la que todavía tenían como pendiente aprobar más de 25 dictámenes que salieron sin mayor discusión.

Etiquetas CDMX ALDF Sesión Suárez del Real Leonel Luna Iván Texta Francis Pirín

COMENTARIOS

MÁS Política