El NYT enterró aspiraciones de Ebrard

Ciudad de México.- La fotografía que subió ayer a Twitter Claudia Sheinbaum, acompañada a su salida de Palacio Nacional por Julio Scherer, es la confirmación del apoyo presidencial a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX).
 
Sheinbaum, por decisión de Andrés Manuel López Obrador tiene el camino despejado para buscar la candidatura presidencial de Morena en 2024. A Marcelo Ebrard lo enterró el domingo el New York Times.
 
El Presidente es un hombre de símbolos –como se hacía política en la era priista—y siendo Scherer su principal consejero y quien desde Palacio Nacional se encarga de la política interna del país, es una clara señal del apoyo a la Jefa de Gobierno.

TE PUEDE INTERESAR: Inició la lucha por el 2024 en México 

Independientemente de cuál sea el resultado del peritaje por el accidente en la Línea 12 del Metro, el Presidente no cambiará de parecer; la protegerá, porque Sheinbaum es su heredera política.
 
Eso lo saben bien Ebrard y el senador Ricardo Monreal, quien busca una rendija para colarse a la carrera presidencial. Ambos están fuera de la contienda, a menos de que algo extraordinario pasara y tuvieran que bajar a la Jefa de Gobierno.
 
La filtración que desde el Palacio del Ayuntamiento se hizo al New York Times, en la que se atribuye el accidente del Metro a fallas en la construcción, confirma que el objetivo es descarrilar a Ebrard y cortarle cualquier aspiración para ser el abanderado de Morena.
 
El presidente López Obrador dijo en su conferencia matutina que sus adversarios “quieren echar a pelear a Marcelo con Claudia” y descartó guerra sucia al interior de su gobierno.
 
Lo cierto es que la guerra por la candidatura presidencial comenzó el 6 de junio y se confirmó con esa filtración. Los enemigos habitan bajo el mismo techo: el del gobierno de López Obrador.
 
El Presidente ya dejó claro que su favorita es Claudia Sheinbaum, a quien cobijará y protegerá contra todo aquel que quiera atentar en su contra. Durante muchos años la ha venido preparando para ser su sucesora.
 
Ebrard y Monreal pueden ir buscando la candidatura presidencial en otro partido, porque en Morena esa posición ya tiene dueña.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.