| 

Política

Diputados argentinos debaten legalización del aborto

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados argentina debatía el miércoles en una histórica sesión un proyecto de legalización del aborto en medio de masivas manifestaciones de pro y anti abortistas que esperarán el resultado de la votación en las cercanías del Congreso.

Es la primera vez que un proyecto legislativo para despenalizar el aborto y legalizar su práctica hasta la semana 14 de gestación llega al pleno de una cámara legislativa de Argentina, el país nativo del papa Francisco, luego de que seis iniciativas se frustraran en instancias legislativas inferiores. De aprobarse, el texto pasará al Senado.

Poco antes del comienzo de la sesión, en un sector adyacente al Parlamento, comenzaron a congregarse pro abortistas con el característico pañuelo verde al cuello que los identifica. En un sector enfrentado se ubicaron los llamados “pro vida” vestidos con prendas celestes y portando carteles con imágenes de fetos y mujeres embarazadas.

En las calles cercanas pancartas colgadas de edificios y postes de luz rezaban consignas a favor del aborto libre y gratuito: “Hagamos historia, aborto legal ya”, “Separación de Iglesia y Estado”, decían algunas. Otras, en el sector opuesto, reclamaban: “Salvemos las dos vidas”.

Diana Silvero, una estudiante de arte de 19 años ataviada con un pañuelo verde, dijo a The Associated Press que “las mujeres abortan sea legal o no. El hecho de que sea legal es que dejen de morirse las pobres, porque las ricas pagan por el aborto”.

La joven indicó que este día histórico en el Congreso “se ha logrado gracias a la lucha feminista, más allá del apoyo de los partidos de izquierda”.

Los manifestantes de uno y otro lado tienen previsto pasar la noche del miércoles en la plaza frente al Congreso a la espera de la votación. Enormes pantallas fueron instaladas para seguir la sesión que se prevé maratónica y en varias carpas los activistas políticos y sociales celebrarán debates abiertos mientras que en aquellas donde están los anti abortistas recibirán donaciones de pañales y leche en polvo.

El proyecto obtuvo dictamen de mayoría en un plenario de comisiones celebrado la víspera y establece que cualquier mujer puede acceder al aborto hasta la semana 14 de gestación inclusive. Fuera de ese plazo podrán hacerlo cuando su embarazo fuera producto de una violación, si estuviera en riesgo su vida o salud o si se diagnosticara la inviabilidad de la vida extrauterina del feto.

Además se introdujeron algunos cambios para atraer a los indecisos como el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, previa inscripción en un registro, y la creación de consejerías pre y post aborto para asesorar a las mujeres y acompañarlas.

En Argentina es ilegal interrumpir el embarazo excepto en los casos de violación y de riesgo para la vida o salud de la madre, lo que no impide que cientos de miles de mujeres aborten de forma clandestina cada año.

La iniciativa necesita 129 votos de los 257 escaños para ser aprobada. La votación estaría muy reñida ya que hasta las últimas horas antes del debate unos 15 legisladores se declaraban indecisos.

El presidente Mauricio Macri, de tendencia conservadora, promovió el debate en el Congreso, donde el oficialista Cambiemos está fuertemente dividido entre pro y anti abortistas. Pese a declararse contrario a la interrupción voluntaria del embarazo Macri se comprometió a no vetar la norma si es aprobada.

Antes de entrar a la Cámara de Diputados, el legislador opositor Fernando Espinoza reconoció a AP que él y otros legisladores han recibido presiones para votar en uno u otro sentido. “Pero con total tranquilidad voto por la despenalización... No puede ser que mujeres con nivel socioeconómico alto pueden hacerse abortos con seguridad en clínicas privadas y se hagan más de 500 mil abortos de forma clandestina sin la seguridad necesaria”.

En tanto el oficialista José Cano replicó que “todo nuestro ordenamiento jurídico y los pactos internacionales a los cuales estamos adheridos garantizan la vida desde el momento de la concepción”.

La iniciativa llega a la cámara baja por el empuje desde hace 13 años de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, un colectivo integrado por unas 500 organizaciones sociales y políticas. En la acera contraria se encuentra la Iglesia católica, que en las últimas semanas redobló sus críticas al proyecto.

En un informe de 2016 el Ministerio de Salud estimó que en Argentina se realizan entre 370 mil y 522 mil abortos por año pero aclaró que “por tratarse de una práctica clandestina, no se dispone de datos precisos”.

En Latinoamérica Uruguay, Guyana, Cuba y la Ciudad de México permiten el aborto sin restricciones. (AP)



Etiquetas Diputados Argentinos Legalización Aborto

COMENTARIOS

MÁS Política