| 

Justicia

Caen dos sujetos acusados de asesinar a abogado en calles de la Nápoles



Ciudad de México.- Autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México arrestaron a dos personas acusadas del asesinato del abogado Pablo González, cuyo cadáver fue abandonado en calles de la colonia Ampliación Nápoles.



Se trata de un taxista con antecedentes penales que drogaba a sus víctimas con agua y gotas para ojos para provocarles somnolencia y luego despojarlas de sus pertenencias, así como otro sujeto presuntamente dedicado al narcomenudeo, quien hacía compras con tarjetas de crédito de la víctima.



Ambas personas fueron arrestadas en acciones separadas en las alcaldías Álvaro Obregón y Gustavo A. Madero, respectivamente.



En conferencia de prensa, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, informó que “esta procuraduría, bajo ninguna circunstancia va a fabricar culpables” y que será respetuosa de los derechos humanos de las víctimas y en este caso se ha mantenido contacto permanente con la representación legal del abogado asesinado.



El jefe general de la Policía de Investigación, Omar García, explicó que en una primera acción, el 14 de julio pasado, personal de la procuraduría local detuvo en la alcaldía Álvaro Obregón a un individuo, probablemente implicado en el crimen, ocurrido el 22 de junio pasado.



Detalló que derivado de la investigación de gabinete y campo, agentes de la Policía de Investigación siguieron un taxi, observado por cámaras de vigilancia la fecha referida, poco antes de las 5:00 horas, momento en que el taxista descendió del auto y abandonó el cuerpo de una persona en el cruce de las calles Georgia y Nebraska, colonia Ampliación Nápoles.



El jefe policiaco abundó que se identificó el vehículo que abordó la víctima en Paseo de las Palmas, aproximadamente a las 4:00 horas, última vez que se le vio con vida; el taxi se dirigió luego hacia la Ampliación Nápoles, donde fue encontrado el cuerpo del abogado.



Expuso que la procuraduría capitalina pudo identificar que el ahora detenido, que posiblemente se dedicaba al robo de objetos de usuarios de taxi en la Ciudad de México, estuvo con la víctima durante todo el traslado hacia la colonia donde fue hallado el cadáver.



Su modo de operación consistía en subir a su vehículo a pasajeros que salían de bares y una vez dentro de la unidad les invitaba a tomar agua embotellada o bebidas alcohólicas, mismas que eran previamente adulteradas con solución oftálmica que les provocaba un efecto de somnolencia para luego apoderarse de las pertenencias de sus víctimas, refirió.



Destacó que el imputado cuenta con registros de ingreso al Reclusorio en 2012 y está relacionado con diversas averiguaciones previas por diferentes delitos; además, durante la aprehensión le encontraron diversos envoltorios con las características propias de metanfetamina, cocaína y marihuana, así como una báscula.



También tenía botellas de agua adulterada y frascos con gotas de solución oftálmica, así como dinero en efectivo, un teléfono celular y una tarjeta SIM, lo que quedó asegurado junto con el taxi.



En una segunda acción, efectuada el 15 de julio pasado en la alcaldía Gustavo A Madero, personal de la PGJ arrestó a un individuo que probablemente se dedicaba a la venta y distribución de estupefacientes, quien realizó compras en diversos establecimientos con una de las tarjetas de la víctima.



Añadió que el detenido también está relacionado con diversas averiguaciones previas y le aseguraron envoltorios con narcóticos, billetes de diferentes denominaciones, tarjetas bancarias y un teléfono celular.



En su oportunidad, el subprocurador Rodrigo de la Riva comentó que de acuerdo con la información ministerial, en el ingreso de la víctima al anfiteatro Miguel Hidalgo, los peritos no detectaron señales de violencia en el cuerpo, sin embargo, por criminalística se advirtió la necesidad de realizar pruebas periciales de homicidio.



De esta manera, explicó, se realizaron estudios químico toxicológicos y se detectó en el cuerpo del ahora occiso la presencia de sustancia activa en medicamentos oftálmicos, que en exceso y combinados con alcohol, pueden provocar la muerte.



Añadió que el Ministerio Público inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio y mientras que la Policía de Investigación realizaba trabajos de campo y gabinete, se obtuvieron diversos testimonios que pudieron aportar elementos para determinar los hechos en los que perdió la vida Pablo González.



El funcionario expuso que derivado del curso de la investigación, se identificaron números telefónicos, aunado a que también se solicitaron registros de llamadas, así como la colaboración de las entidades bancarias, con lo que se identificó el uso indebido de una de las tarjetas bancarias del abogado.



De esta manera se solicitó a un juez de control las órdenes de aprehensión de los imputados. (Notimex)

Etiquetas Detenidos Nápoles Asesinato Abogado

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Justicia