Aprueban minuta federal para garantizar el derecho a la nacionalidad



Ciudad de México.-Para garantizar el derecho a la nacionalidad de los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero y evitar su discriminación, el Congreso de la Ciudad de México, en su carácter de integrante del Congreso Constituyente Permanente, aprobó una reforma a la Carta Magna.



En sesión virtual, los diputados locales aprobaron en forma unánime -con 60 votos a favor- la minuta con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 30 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de nacionalidad, y la remitió a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.



Con esta reforma se les da el derecho a la nacionalidad e identidad mexicana a las niñas y niños que nacen en el extranjero y son hijos de padres, madre o padre mexicano, aún cuando tampoco hayan nacido en territorio nacional.



Esta iniciativa fue presentada el 11 de septiembre de 2018, por la entonces senadora Olga Sánchez Cordero; posteriormente, se turnó a la Cámara de Diputados el 18 de noviembre de 2019, donde se aprobó, y se envió a los Congresos locales el 14 de diciembre.



Al razonar su voto, la diputada Jannete Guerrero Maya, del PT, comentó que el texto constitucional actual establece que las personas nacidas en el extranjero sólo podían obtener la nacionalidad mexicana si sus padres de nacionalidad mexicana habían nacido en territorio nacional, por lo que involuntariamente era discriminatorio.



"Esto implicaba que segundas generaciones nacidas en el extranjero no pudieran ser reconocidas como connacionales por el hecho de que su madre o su padre, aún siendo mexicanos no hubiesen adquirido la nacionalidad por nacimiento, sino por alguna otra de las modalidades que reconoce el propio texto constitucional. “Esta diferenciación se convertía en una carga discriminatoria y desproporcionada para miles de familias que aún viviendo y naciendo en el extranjero tenían el derecho de ser reconocidos como mexicanas y mexicanos, pues los unen lazos culturales, históricos, familiares, gastronómicos o de cualquier otra naturaleza, que los motivaban a querer mantener los vínculos afectivos y legales con México", expresó Guerrero Maya.



También en sesión del Congreso Constituyente, el Congreso capitalino aprobó diversos artículos de la Constitución de la República relativos al Poder Judicial de la Federación, para permitir la creación de Tribunales Colegiados y la verificación al desempeño de jueces para avalar su continuidad en el cargo.



Por su parte, el legislador Diego Orlando Garrido López, del PAN, al manifestarse en contra de la minuta dijo que es preocupante este tipo de reformas pues atentan y debilitan la autonomía del Poder Judicial. “Con esta reforma no se resuelve el problema de impartición de justicia”, aseguró.



Incluso, dijo que estas reformas permiten la creación de tribunales especiales para violaciones graves de derechos humanos o de impacto social de relevancia, lo cual atenta contra lo establecido en la Constitución Mexicana.



“Rompe con el modelo de justicia igualitaria, efectiva y con imparcialidad; delimitan y limitan las Controversias Constitucionales; se acotarán los recursos de revisión de los Amparos Directos; se prevé la creación de Tribunales Colegiados de Apelación y del Sistema de Precedentes, lo que creará mayor burocracia y generará incertidumbre jurídica”, añadió el legislador.



La minuta de reformas constitucionales relativas al Poder Judicial de la Federación fue aprobada con 46 votos a favor, 13 votos en contra y una abstención, con lo que la Ciudad de México se convierte en la novena entidad federativa en aprobarla.