"No soy árbitro político", Mancera revira a AMLO

Ciudad de México.- El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, afirmó que no es actor ni árbitro político en la contienda electoral que transcurre en la capital del país y rechazó que vaya a desviar su actuación frente a la administración local.

Así respondió a las acusaciones que lanzó el ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, de que no permitirá un fraude electoral en el DF y si esto ocurre pintará su raya con Mancera.

El mandatario capitalino reiteró que tiene respeto por todos los actores políticos, y en el caso del tabasqueño, reconoció su representatividad política y que está al frente de un nuevo partido político como es Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
"Yo no soy actor político, ni árbitro político, ni mucho menos en este momento", insistió.

Comentó que su gobierno actuará dentro de lo que marca la ley y aseveró que el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) tiene atribuciones para dar seguimiento a las quejas y denuncias por presuntas anomalías electorales.

Reiteró su llamado para que las delegaciones suspendan los programas sociales en la época electoral.

Hubo reuniones de los titulares de las demarcaciones con el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano.
"Se está viviendo una contienda política, hay intereses políticos, hay manifestaciones políticas, hay expresiones políticas y yo tengo que cuidar todo lo que en el ámbito del interés público corresponde a la función de Gobierno".

Morena ha acusado que hay amenazaas y agresiones a sus brigadistas y López Obrador denunció que los gobiernos delegacionales perredistas entregan despensas, tinacos y condicionan programas sociales a cambio del voto de los ciudadadanos. Dijo que tenía información de que Serrano actuaba como dirigente del PRD