| 

Editoriales

¿Hasta cuándo?

Ciudad de México.- A Donald Trump le está yendo mal y es previsible que se lance contra México, el más sumiso y manso de los demonios que a tuitazos exorciza. ¿Cuáles son nuestras opciones?

Me centro en las relaciones de seguridad entre los dos países. Enrique Peña Nieto enfrenta pésimas cuentas. El aumento de muertos, desaparecidos, secuestros y robos se debe, en parte, a ese empeño absurdo de excluir a los Estados Unidos de la estrategia bélica mexicana. Ellos son corresponsables de nuestras tragedias y quienes gobiernan México rara vez se lo recuerdan. Lo hacen por timidez o miedo porque conceptualmente lo tienen muy claro.

En agosto de 2016 Trump era candidato y vino a México por invitación de Peña Nieto y Luis Videgaray. A la hora de los discursos el presidente mexicano fue claro y le dijo al visitante que su visión era “incompleta […] porque no toma en cuenta los flujos ilegales que vienen hacia el Sur [con] armas y dinero en efectivo”. Ese tráfico fortalece “a cárteles y otras organizaciones criminales, que generan violencia en México y obtienen ganancias de la venta de drogas en Estados Unidos”. El presidente mexicano propuso la adopción de “un enfoque integral”.

Fueron unas líneas de una lucidez excepcional. Lástima que fueran tan efímeras como la luminosidad de las luciérnagas. Quienes hayan seguido el apasionado e intenso debate estadounidense sobre las armas y la Segunda Enmienda se habrán dado cuenta que jamás mencionan el armamento que estadounidenses envían ilegalmente a los criminales mexicanos. Peña Nieto hubiera podido ordenar una campaña de comunicación en los Estados Unidos para recordarles que con sus armas han sido ejecutados, heridos, robados o amenazados millones de mexicanos.

¿Hay esperanza en quienes pueden ser elegidos presidente en 2018? Dejo para otra ocasión las propuestas de Andrés Manuel López Obrador y de los candidatos del PRI y del Frente Ciudadano por México. Empiezo con cuatro aspirantes a las candidaturas independientes a la presidencia. Sus propuestas se distinguen por su pobreza conceptual, analítica y propositiva.

María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, hace una denuncia fuerte de la violencia, pero no propone nada concreto. Lo mismo pasa con Jaime Rodríguez, El Broncoy Pedro Ferriz de Con, quien dice que busca “activar las mentes y los corazones de millones de mexicanos para sacar al país del pozo en el que está”. Loable el empeño,pero sería mejor que nos active con ideas concretas sobre qué va a hacer para enfrentar al crimen organizado (además de subir el salario a los policías).

Me detengo un poco más en Margarita Zavala porque ella observó desde Los Pinos los primeros seis años de guerra. Está atrapada en una contradicción irresoluble: no quiere condenar la política de seguridad de su esposo pero tampoco la quiere defender. La evidencia la tenemos en una entrevista concedida a Jorge Ramos para la cadena Univisión, en marzo pasado. Reproduzco una de las preguntas clave seguida de la respuesta.

?"Pero ¿su esposo se equivocó? ¿Usted cree que su esposo hizo lo correcto?", le preguntó Ramos. Margarita le respondió con borucas: "Pero, el que todos los días pensó, como debemos pensar los mexicanos que queremos trabajar en la política y tomamos decisiones, lo que tenemos que decidir es lo mejor para México. Algunas veces se entenderá poco, algunas veces poco se comprenderá, o como creo que fue uno de los grandes errores, la comunicación puede ser uno de los grandes errores que se tuvieron". Es decir, todo fue un error de comunicación.

??Igualmente grave es la omisión en que incurrieron los candidatos analizados. Ninguno se acordó de que la violencia que padecemos es binacional. Nunca mencionaron a los Estados Unidos. Es como si no existiera. Recorren el país pidiendo nuestras firmas y pidiéndonos confianza, sin embargo, no se esfuerzan en sus propuestas. Daré mi firma a Marichuy sólo porque representa al México olvidado. Espero que los otros candidatos sean más serios en sus planteamientos, que recuerden deben ser claros y viables.

?Nuestra violencia irá resolviéndose cuando logremos que los Estados Unidos acepte la corresponsabilidad que tiene. Jamás lo hará si no se lo recordamos constantemente. ¿Hasta cuándo lo entenderán quienes ya nos gobiernan o aspiran a hacerlo?

Twitter: @sergioaguayo

Colaboró: Mónica Gabriela Maldonado Díaz

Etiquetas Noticias

Sergio Aguayo

Académico y analista. Nació en Jalisco y creció en Guadalajara. En 1971 llegó a la ciudad de México a estudiar la licenciatura en Relaciones Internacionales en El Colegio de México. Realizó la Maestría (1971), doctorado y post-doctorado (1977-1984) en la Universidad Johns Hopkins. Desde 1977 es profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México y tiene el Nivel III en el Sistema de Investigadores. Actualmente coordina el Seminario sobre Violencia y Paz en esa institución.

COMENTARIOS

MÁS Editoriales

  • Alfonso Romo

    Ciudad de México.- Las élites políticas se renuevan y una cara novel es la de Alfonso Romo, el empresario regiomontano que, entre otras tareas, fue el tejedor de puentes entre el gran capital y Andrés Manuel López Obrador.       ?En 2011, el líder del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, convenció...


  • La cruz de Meade

    Ciudad de México.- Paradojas de una campaña. Los principales enemigos de José Antonio Meade siguen siendo quienes lo postulan. Meade lanza proclamas contra la corrupción y el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza empujan públicamente una ley, para proteger la corrupta relación entre poder y medios.           ?Los medios son una...


  • Las encuestas no son votos

    Ciudad de México.- En las últimas semanas se acentuó la “danza de los números” por parte de la industria de las encuestas electorales.    Criticadas por unos y elevadas a rango de expresión de la voluntad popular por...


  • Demócratas de izquierda

    Ciudad de México.- Vivimos tiempos de oscuridad. Las certezas del pasado desaparecen y resulta necesario reinterpretar las aspiraciones sociales. La profunda desigualdad mexicana se manifiesta en todos los campos. Ha dejado de ser patrimonio de una clase...


  • El partido de los indecisos

    Ciudad de México.- Faltando dos meses para la jornada electoral, el grupo de los electores indecisos aún se mantiene en niveles elevados, representando a uno de cada cinco potenciales votantes, es decir, aproximadamente 18 millones de inscritos...


  • Legitimidad de los gobiernos de gabinete

    Ciudad de México.- Extraviadas como se encuentran, las campañas electorales aún no logran motivar a la ciudadanía para un debate serio sobre los grandes problemas nacionales. Uno de los cuales, sin duda muy relevante, es la escasa...