Dos Bocas… sin llenadera

SHCP obligada a garantizar recursos al INE

Dos Bocas… El próximo sábado 2 de julio se inaugurará la Refinería Olmeca Dos Bocas, ubicada en el municipio de Paraíso, Tabasco.

Es la obra insignia del presidente López, que al igual que el Aeropuerto Felipe Ángeles, será inaugurado ¡a medias!

De ese tamaño las magnas obras de este gobierno.

Son obras retrogradas, de poca o nula utilidad para el país, pues a poco más de tres meses de inaugurado el aeródromo en Zumpango, tiene escasa actividad aeroportuaria.

Lo mismo sucederá con la refinería de Dos Bocas, que sirva de paso, ha devorado ya el doble del presupuesto que inicialmente planteó el presidente López.

De inicio, se informó que la obra tendría un costo aproximado de ocho mil millones de dólares, al tipo de cambio de aquel entonces, sería el equivalente a 156 mil 600 millones de pesos.

Meses después, la proyección presupuestaria se elevó a nueve mil 800 millones de dólares y tan sólo unas semanas antes de concluir su construcción, la suma se elevó a 12 mil millones de dólares; es decir, 238 mil 560 millones de pesos.

Sin embargo, especialistas coinciden que el costo puede elevarse aún más, lo que hace que esas Dos Bocas no tengan llenadera.

Dos Bocas… y la corrupción 

Por otra parte, es altamente probable que esta obra insignia se inaugure aún sin concluir, igual que el AIFA, pues en ese sentido, el porcentaje de avance que se reporta difiere entre las Secretarías de Energía, y la de Hacienda.

Mientras a final del 2021, la SENER informó que el avance de construcción era de 87 por ciento; en su Cuarto Informe Trimestral 2021 Hacienda reportó un avance físico del 0.39 por ciento.

Si bien posiblemente la obra tenga un avance físico mayor a lo reportado oficialmente ante Hacienda, la opacidad es tal, que no han actualizado los informes oficiales.

Que en estos momentos no exista información y datos concretos que justifiquen el incremento del presupuesto en esta obra insignia, nos demuestra la opacidad con las que se maneja este gobierno.

Y la opacidad es uno de los síntomas inequívocos de la corrupción.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.